presentada por
Menú
Säbener Straße

Residencia de la cantera

El 30 de junio David Alaba tuvo que hacer las maletas porque una semana, el 24 de junio, había cumplido 18 años y, al haber alcanzado la mayoría de edad, tuvo que abandonar la residencia de la Säbener Straße. Alaba además firmó su primer contrato profesional en la temporada 2010/2011.

El austriaco es hasta la fecha el último jugador que ha logrado dar el salto al primer equipo desde la residencia de la cantera. Del edificio cuyas vistas dan a los campos de entrenamiento también salieron otros jugadores como Holger Badstuber, Bastian Schweinsteiger, Owen Hargreaves, Piotr Trochowski o Sammy Kuffour.

Esta residencia de apartamentos que se encuentra directamente junto a las oficinas, fue construida en 1990, al igual que el antiguo edificio de jugadores del primer equipo. En ella viven hasta trece jugadores de edades comprendidas entre los 15 y los 18 años, cuya vivienda está tan alejada de la Säbener Straße, como para tener que desplazarse a diario para los entrenamientos. Además existe una habitación de huéspedes para  jugadores en período de prueba. En el piso superior existe una estancia común, con cocina y sala de juegos donde disfrutar del tiempo libre. También disponen de once tutores, quienes  complementan la formación escolar de los jugadores por las tardes, compensando así las posibles faltas a clase.

La dirección de esta residencia, desde 2007, corre a cargo de Gertrud Wanke, que es como una madre para todos los nuevos talentos. En la planta baja están las oficinas de los equipos de cantera y la sala de reunión para los entrenadores, que dispone de los más modernos medios de comunicación existentes. Aquí tienen lugar charlas y presentaciones, cumpliendo así los entrenadores todas sus tareas teóricas. La residencia de cantera cumple, de este modo, con todos los requisitos imprescindibles para albergar las esperanzas de conseguir para el futuro jugadores de talento que, sigan los pasos de Alaba, Schweinsteiger y compañía.