presentada por
Menú
Valores

Confianza

Conciencia de tu potencial, creencia constante en ti mismo, permanente deseo de victoria, continua lucha y confianza ante los obstáculos: esas son las cualidades del lema mia san mia (nosotros mismos) del Bayern. ¿Cómo podía explicarse si no la entrega mostrada en los últimos minutos de la temporada 2000/01 que llevó al gol en el descuento de Patrik Andersson en Hamburgo y nos dio el título liguero? Cuatro días más tarde los mismos jugadores lograron imponerse al Valencia en los penaltis en la final de la Champions League. El origen de ambos títulos se remonta a la “madre de todas las derrotas" en la final de la Liga de Campeones 1999. El durísimo 2-1 contra el Manchester United, lejos de hundir al club en la tristeza, motivó aún más a la plantilla y directiva para superar el trauma de Barcelona. Dos añis más tarde el cetro europeo viajó a Múnich. El por entonces capitán Stefan Effenberg aseguró: “Tras la derrota de Barcelona, nos sentamos y dijimos: ¡Ahora más que nunca! ¡Tenemos la calidad necesaria para lograrlo!" Incluso la derrota en casa en la final de la Champions League 2012 tampoco frenó a la familia del Bayern. Todo lo contrario: el equipo logró el triplete en 2013, el primero y único hasta la fecha en la historia del club.

More