presentada por
Buscar Fill-1
Menú
Friendly 1
Allianz Arena, Múnich
  • 7' Serge Gnabry
  • 38' Sandro Wagner
  • 63' Arjen Robben
  • 83' Bastian Schweinsteiger
FC Bayern Munich
4 : 0
(2:0)
Chicago Fire
  • 7' Serge Gnabry
  • 38' Sandro Wagner
  • 63' Arjen Robben
  • 83' Bastian Schweinsteiger
Servus Basti!

Despedida emocional para Schweinsteiger

Increase font size Text size
  • Despedida emocional para una leyenda del Bayern
  • Los ex compañeros de Schweinsteiger jugaron con el dorsal 31 en la segunda parte
  • El dios del fútbol marca su último gol con el Bayern

Fue el gran momento para uno de los grandes jugadores de la historia del Bayern. Bastian Schweinsteiger se quedó solo en el círculo central del Allianz Arena y miró a la pantalla gigante en la que muchos de sus conocidos, compañeros, entrenador y amigos le dijeron "servus". "Soy uno de los vuestros y siempre voy a serlo", dijo Schweinsteiger. "Fußballgott, Fußballgott!“ gritaba la grada como respuesta, antes de que la leyenda diera su vuelta de honor.

75.000 espectadores acudieron en masa al Allianz Arena para estar presentes en el partido de despedida de Schweinsteiger entre su viejo amor, el Bayern de Múnich, y el actual, el Chicago Fire. Para todos fue una fantástica noche de fútbol con numerosas ocasiones de gol por parte de ambos equipos. Los goles de la victoria por 4-0 (2-0) los marcaron Serge Gnabry (7º minuto), Sandro Wagner (38º), Arjen Robben (63º) y el dios del fútbol, Bastian Schweinsteiger (84º). Nadie pudo robarle el protagonismo. El histórico número 31, que jugó la primera parte para el club de la MLS y la segunda con la camiseta del Bayern, fue el hombre del partido para todo el estadio.

Los equipos ya estaban en el terreno de juego y fue entonces cuando el hombre de la noche recibió su primera gran ovación. Las luces del Allianz Arena se apagaron y un foco apuntó a Bastian Schweinsteiger, que bajó desde las gradas hasta el césped bajo un atronador aplauso. Allí abajo, le esperaban los 18 trofeos que ganó con el Bayern.

La clase que le acompañó durante toda su carrera futbolística, la demostró el campeón del triplete de 2013 con la camiseta de su actual club. Schweinsteiger fue el hombre que lideró la línea de cinco jugadores de los americanos, prácticamente como un líbero, dando pases inteligentes desde la retaguardia. Que tampoco se ha olvidado de cómo defender, lo demostró al primer cuarto de hora cuando le robó el balón a Leon Goretzka con una gran entrada.  

En la segunda mitad, Schweinsteiger cambió de equipo, pero él se sintió como en casa. La grada sur saludó a su héroe con una pancarta con las palabras "Danke Basti" (Gracias Basti). Sus antiguos compañeros también lo recibieron de una forma muy especial, llevando todos en sus espaldas el dorsal 31. Como si nunca se hubiera ido, el campeón del mundo de 2014 cogió la riendas del centro del campo, donde fue buscado contínuamente por sus compañeros, que quisieron regalarle un gol de despedida. En el minuto 84, Schweinsteiger remató en el área un centro de David Alaba y la pelota se coló en el fondo de la portería.

FC Bayern - Chicago Fire 4-0 (2-0)

  • Bayern de Múnich

    Ulreich (60. Neuer) – Kimmich (46. Rafinha), Mai (46. Senkbeil, 81. Meier) , Hummels (46. Boateng) , Bernat (60. Alaba) – Sanches (60. Thiago) – Gnabry (60. Robben), Goretzka (37. Jeong, 60. Ribéry), Tolisso (60. Müller, 81. Shabani), James (46. Schweinsteiger) – Wagner (60. Lewandowski)


  • Chicago Fire

    Cleveland (46. Sánchez) – Hasler (86. Del Grecco), Kappelhof, Schweinsteiger (46. Bronico), Dean (86. Lillard), Vincent – McCarty (86. Adams), Mihailovic (76. Conner) – De Leeuw (78. Gordon), Katai (78. Collier) – Nikolic (86. Johnson)


  • Árbitro

    Daniel Schlager (Hügelsheim)


  • Asistencia

    75.000 (todo vendido)


  • Goles

    1-0 Gnabry (7.), 2-0 Wagner (38.), 3-0 Robben (63.), 4-0 Schweinsteiger (84.)


  • Tarjetas amarillas

    - / -