presentada por
Menú
En tiempos difíciles

Hoeness se siente motivado

Sin lugar a duda que han existido mejores tiempos para hablar sobre el éxito del FC Bayern. El actual bicampeón del fútbol alemán ocupa hoy en día el cuarto lugar de la tabla de posiciones en la Bundesliga. La defensa del título parece imposible, ya que el equipo se encuentra a once puntos del líder de la clasificación Schalke 04. Incluso la participación en la próxima Liga de Campeones está en peligro.

A pesar de la difícil situación que vive el club, el director deportivo Uli Hoeness se las ingenió para hablar en el exclusivo hotel Bayerischer Hof de Múnich ante unos 600 políticos y economistas sobre la historia plagada de éxito del FC Bayern de Múnich. ''Siento mucha rabia. En los próximos 12 meses trabajaremos en el Bayern con más intensidad. Siento que esta situación ha desatado en mí nuevas fuerzas y ganas de demostrarle al mundo entero lo grande que es el FC Bayern. Será muy interesante este desafío’’, dijo Hoeness.

Hoeness planea cambios

El dirigente de 55 años reconoció que la actual ubicación en la tabla de posiciones de la liga es muy ingrata y que el club pasa por un momento muy delicado. No obstante, Hoeness cree que precisamente esta situación permite poder planear el futuro con éxito. ''Ahora tenemos la oportunidad para realizar cambios y al parecer estos serán mayores de lo que pensabamos en un principio’’, sostuvo el director deportivo del Bayern.

Hoeness no quizo referirse a los planes actuales del equipo, ni tampoco al entrenador para la próxima temporada. ''Pienso que no es bueno para el rendimiento del equipo anunciar ahora quién será el director técnico a partir del 1 de julio’’, dijo. Sobre el único tema que se refirió Hoeness fue el de Frank Ribéry, asegurando que las posibilidades que existen de contratar al jugador internacional francés son nulas.

''La Champions League no me preocupa’’

Hoeness ha descubierto que en la plantilla actual existe un cierto grado de conformismo. ''Estamos merecidamente ahí abajo. Nosotros mismos somos los responsables de la situación actual y tenemos que salir todos juntos del pozo en el que nos encontramos’’, afirmó. El director deportivo además aseguró que el despido de Felix Magath era necesario. ''Quizás nos dimos cuenta muy tarde. Por eso me siento un poco culpable’’, reconoció Hoeness.

El hecho de que posiblemente el Bayern no logre la clasificación a la próxima Champions League no le preocupa en demasía a Hoeness. ''Está claro que nos dolería, pero no nos mataría. Para la reputación del club sería problemático, pero en cuanto a lo económico no nos afectaría tanto’’, aclaró el dirigente. En caso de que el Bayern no participe en la próxima Liga de Campeones, dejaría de recibir unos 15 millones de euros, según Hoeness. No obstante, la temporada aún no ha terminado y Uli Hoeness por su parte, ha recuperado la motivación.