presentada por
Menú
Nuevos coches oficiales

El Bayern orgulloso de la sociedad con Audi

Con ojos brillantes y llenos de ilusión ingresaron los jugadores del Bayern al circuito exterior del Allianz Arena. Allí se encontraban ya, colocados uno al lado del otro, los nuevos lujosos vehículos de Audi, socio automotriz del Bayern. Un coche bien colocado al lado del otro: El "fantasma negro" Q7 para el nuevo integrante Luca Toni, un S6 de color gris cuarzo metalizado de 435 (!) CV para Franck Ribéry, un S8 negro brillante para Zé Roberto y un S8 blanco ibis con “sólo” 450 CV para el capitán Oliver Kahn.

Pero también para los directivos Karl-Heinz Rummenigge, Uli Hoeness y Karl Hopfner, así como para el entrenador Ottmar Hitzfeld y el asistente Michael Henke, el miércoles por la mañana hubo reparto de regalos. “Yo he elegido por tercera vez el mismo modelo. Es un coche estupendo“, dijo Rummenigge sobre su nuevo A8 de 12 cilindros. El presidente de la junta directiva remarcó: “Si Audi no fuera nuestro patrocinador, de todas formas compraría el coche“.

Bayern y AUDI, van bien juntos

Ya desde julio de 2002 que el Bayern y AUDI S.A. van de la mano. Como socios Premium, los de Ingolstadt proveen vehículos a los de Múnich. El miércoles por la mañana se realizó la entrega simbólica de los coches. Todos los dirigentes, como así también los jugadores, pudieron escoger con anterioridad su modelo favorito.

“Estamos muy conformes con esta sociedad“, destacó Rummenigge. También el manager Hoeness alabó el trabajo conjunto: ”Estamos sumamente orgullosos de tener un socio automotriz tan fantástico“. Las dos partes se complementan de manera estupenda. “Es una sociedad que encaja a la perfección.”

Una sociedad llena de vida

También por el lado de los responsables de la firma automotriz se encuentran muy conformes con la relación con el club alemán. “Audi y el Bayern de Múnich es una sociedad fuerte y exitosa, que desde hace 5 años se llena de vida. Nos alegramos de encontrarnos junto al más exitoso club alemán“, dijo Rupert Stadler, presidente de la junta directiva de AUDI S.A.

Hace 5 años, cuando se trataba de encontrar un nuevo socio automotriz para el Bayern, había también otros interesados. “Tuvimos entre otros, también ofertas de BMW y Mercedes“, revela Rummenigge, “pero nos decidimos por Audi, porque ahí era donde existía la mayor afinidad futbolística. Este hecho se hace muy visible de manera positiva en nuestra sociedad.“

¿Otra vez juntos hacia Marienplatz?

Por cierto, para el primer paseo en sus nuevos vehículos, los del Bayern no tuvieron que esperar mucho. Ottmar Hitzfeld y la mayoría de los jugadores condujeron desde el Allianz Arena hasta el aeropuerto de Múnich, donde ya aguardaba el vuelo chárter para el partido amistoso en Moenchengladbach. Mientras, Rummenigge, Hopfner y los jugadores que no se encontraban en condiciones de jugar se volvieron a la ciudad deportiva del club. En unos 10 meses quieren encaminarse todos juntos desde Froettmaning en una caravana de autos: en dirección a Marienplatz.