presentada por
Menú
Primer día de entrenamiento

El Bayern ya está en Donaueschingen

Todo estaba perfectamente organizado para que el Bayern iniciara su primer entrenamiento en Donaueschingen de la mejor forma. Sólo el tiempo falló. Bajo una lluvia torrencial los jugadores bávaros realizaron su primera práctica. El objetivo del Bayern es entrenar tres veces al día para así poder enfrentar de la mejor forma la temporada 2007/08.

“El año pasado todo resultó muy bien y nos sentimos a gusto aquí. Tenemos todo lo que necesitamos”, afirmó Ottmar Hitzfeld después del primer entrenamiento. Durante una semana el Bayern estará hospedado en el hotel “Der Oeschberghof“ y entrenará en una cancha que fue especialmente creada para el conjunto bávaro. “Es muy bueno el hecho de que todo esté muy cerca. Así no perdemos tanto tiempo y nos podemos concentrar mejor en lo esencial”, dijo Hitzfeld.

Trabajo intenso

En la primera sesión de trabajo quedó claro cuál es la intención de Hitzfeld para los próximos días y semanas. El director técnico de 58 años quiere aprovechar el tiempo de la mejor forma para trabajar el aspecto técnico y táctico del equipo.

Además se trabajará intensamente en el acondicionamiento físico de los jugadores. La idea es mejorar la fuerza, velocidad y resistencia de cada uno. “Trataremos de encontrar una mezcla adecuada. Algunas veces el trabajo será intenso, otras veces más relajado“, aseguró Hitzfeld y al mismo tiempo destacó que en estos días será muy importante la comunicación con los jugadores.

Trabajo especial con la defensa

“Durante la semana aprovecharé el tiempo para conversar mucho con los jugadores y explicarles la estrategia y filosofía que tenemos en el club”, contó Hitzfeld y enseguida agregó: “Queremos jugar con un sistema táctico 4-4-2 y la idea es atacar por las bandas. En el centro queremos jugar con dos volantes defensivos para estar más compactos que en la temporada pasada.”

Hitzfeld sostuvo que desea mejorar el comportamiento defensivo del equipo y anunció que realizará un trabajo especial con la defensa. “Pienso que al final saldrá campeón el equipo que esté mejor organizado defensivamente y no el que anote más goles”, aseguró el técnico bávaro. No obstante, también reconoció que esperan marcar más goles que la temporada pasada. Sobre todo tomando en cuenta los refuerzos que contrató el equipo en la parte ofensiva (Luca Toni, Franck Ribéry y Miroslav Klose).

Juego vertical

“Le daremos mucha importancia al juego vertical“, explicó Hitzfeld y luego añadió: “Nuestro objetivo es que el balón le llegue a los delanteros rápido y a ras de piso. En las próximas 3, 4 semanas también trabajaremos el pressing y los movimientos dentro del campo para que el equipo esté bien parado”. Hitzfeld y sus pupilos tendrán mucho trabajo esta semana. Lo importante es que mantengan la misma alegría y motivación que han mostrado hasta ahora en cada sesión de trabajo.