presentada por
Menú
'Me siento muy bien'

Ribéry está feliz en el Bayern

Está claro que Ottmar Hitzfeld tiene razón cuando afirma que el partido amistoso jugado el viernes pasado contra el equipo amateur FT Gern no sirve para ver en qué estado se encuentra el conjunto bávaro. Contra el ex equipo de Philipp Lahm, el Bayern ya ganaba 4:0 después de 14 minutos. Al final el marcador fue 18:0. "Contra un rival así hay que marcar las diferencias y demostrar lo que uno sabe", dijo Hitzfeld. A pesar de la enorme diferencia entre ambos equipos, hubo un jugador que sobresalió especialmente: Franck Ribéry.

El mediocampista francés hizo cosas dentro de la cancha que hace mucho tiempo no se veían en el Bayern. Al mejor estilo de Zinedine Zidane, Ribéry se las ingenió para hacer una y otra vez piruetas y amagues que dejaban a sus rivales sentados en el suelo. Con una velocidad endemoniada encaró en repetidas ocasiones hacia la portería rival y eludió a cuanto defensa se le puso en el camino. "Me divertí mucho jugando con mis nuevos compañeros. Tengo muchas ganas de jugar en este equipo y de poder demostrar mis cualidades. Espero poder seguir mejorando", dijo el jugador de 24 años un día después de debutar con la camiseta del Bayern.

Siempre adelante

Las ganas de querer seguir mejorando se le han notado en cada entrenamiento. Ribéry, quien en sus clubes anteriores fue apodado "Ferraribéry" o "Dribléry", siempre es el primero a la hora de realizar los diferentes ejercicios. Entrenar, entrenar y entrenar. Eso es lo único que tiene en la cabeza el jugador internacional francés en sus primeros días en Múnich. "Aún no he tenido tiempo para ir a conocer la ciudad", reconoció el mediocampista.

Ribéry está muy a gusto en su nuevo club Bayern Múnich. "Me siento muy bien, me han recibido de la mejor forma a pesar de que aún no hablo el idioma. Esto aquí es una verdadera familia", dijo el francés que actualmente está en búsqueda de una casa para su familia. Cerveza y salchichas tampoco ha probado aún en su nueva patria Múnich. A pesar de ser musulmán y de no beber alcohol, Ribéry asegura que está ansioso por ir con el equipo a la fiesta de la cerveza "Oktoberfest".

El título en la mira

Ribéry desea deslumbrar en la Bundesliga y ayudarle al Bayern a volver a la senda del triunfo. "Queremos ganar títulos. La Bundesliga, la copa alemana y la Copa UEFA", dijo y enseguida agregó: "Los rivales estarán siempre muy motivados contra nosotros. Especialmente por la cantidad de jugadores buenos que contrató el club". Ribéry sin duda es uno de ellos.