presentada por
Menú
Tres triunfos, 10:0 goles 

El Bayern es un equipo alegre y disciplinado

La de ayer no fue una tarde de aquellas que le gustan a Oliver Kahn. Sin decir una palabra y mirando al suelo, el portero alemán pasó por la zona mixta de la Allianz Arena. El capitán del Bayern no estaba contento con su actuación. En el segundo tiempo no recibió ningún disparo a puerta y en la primera parte apenas tuvo que atajar un remate del Hannover. Olli Kahn no tuvo trabajo en toda la tarde y prácticamente no participó del juego. Por eso apenas terminó el partido abandonó la Allianz Arena rápidamente. Sin embargo, a pesar de la aburrida tarde que vivió, el portero se fue a casa contento y satisfecho por el triunfo conseguido.

Nunca antes el Bayern había empezado la Bundesliga con tres triunfos consecutivos, 10 goles a favor y ninguno en contra. "Estamos pasando por un muy buen momento", dijo Philipp Lahm tras el triunfo 3:0 sobre el Hannover en el cual el conjunto bávaro una vez más dio una demostración de fútbol.

Con pasión y alegría

"Sobre todo el segundo tiempo fue bueno", dijo Ottmar Hitzfeld. El director técnico del Bayern, quien celebró su victoria número 250 en la Bundesliga, alabó a sus pupilos en la conferencia de prensa después del partido. "Presionamos mucho al rival y siempre jugamos hacia adelante. Atacamos constantemente y no dejamos jugar al rival", destacó Hitzfeld el dominio que mostró su equipo y enseguida agregó: "Nuestra mayor virtud actualmente es que encaramos todos los partidos con pasión y alegría."

Incluso el entrenador visitante Dieter Hecking alabó la actuación del Bayern. "Pienso que podemos mostrarles a nuestros jugadores algunas jugadas colectivas que realizó el Bayern hoy para que aprendan un poco", dijo y luego añadió: "Lo mejor de hoy fue que sólo nos marcaron tres goles." Autores de las conquistas bávaras fueron Luca Toni (28.), Mark van Bommel (68.) y Hamit Altintop (86.).

La defensa es la clave

Poco antes del descanso, el Hannover sufrió la expulsión de Altin Lala (45.) y quedó con un hombre menos. "En el segundo tiempo fuimos muy superiores, hicimos circular el balón y aprovechamos la expulsión del rival", dijo Hitzfeld. Por su parte, Van Bommel destacó la labor que cumplió el equipo después de quedar con un hombre más. "Normalmente es muy difícil jugar contra diez jugadores, pero hoy demostramos lo que se debe hacer cuando quedas en ventaja numérica. Tocar y hacer circular el balón. Todos tienen que estar en movimiento", afirmó el volante holandés.

A pesar de que una vez más todo el mundo quedó impresionado con Franck Ribéry y el fútbol ofensivo del Bayern, Hitzfeld alabó el rendimiento mostrado por la defensa. "El equipo pudo desplegar un vistoso juego ofensivo gracias al buen trabajo de la defensa", destacó el técnico bávaro.

Sólo un error

Este equipo bávaro se ha destacado por su orden y disciplina. "Cuando no le permites ocasiones de gol al rival, automáticamente crece la confianza del equipo", explicó Hitzfeld. "Todos ayudan en la defensa. La mayoría de las veces recuperamos el balón en el campo rival", sostuvo Van Bommel y enseguida agregó: "Casi no le permitimos ocasiones de gol al rival y en el ataque nos creamos muchas oportunidades para marcar. Estamos jugando muy bien. Nos estamos divirtiendo en la cancha y pienso que el público también está gozando con nuestras actuaciones."

La perfecta tarde del Bayern sólo se vio empañada por la lesión de Luca Toni y la cantidad de ocasiones de gol perdidas. "El único error que cometimos hoy fue la cantidad de goles que nos perdimos. El resultado podría haber sido más amplio", dijo Van Bommel. Por su parte, Hitzfeld le bajó el perfil a la cantidad de ocasiones de gol desperdiciadas. "Es cierto que no aprovechamos todas nuestras ocasiones pero pienso que 3:0 es un buen resultado", dijo el técnico bávaro.

Aún no se ha ganado nada

A pesar de que nuevamente se ganó, goleó y gustó, en el Bayern todo el mundo mantiene la calma. "Aún es muy temprano para decir que hemos tenido un buen comienzo. Después de seis, siete partidos analizaremos el inicio de temporada", afirmó Hitzfeld. La pequeña ventaja que ha logrado el Bayern después de tres jornadas, no es algo relevante para el entrenador bávaro. "Seguramente en algún momento tendremos problemas", dijo Hitzfeld y luego agregó: "Ahí veremos cómo reacciona el equipo. Lo más importante es estar preparados para superar las dificultades."

Quizás por eso Oliver Kahn salió tan silencioso después del partido. El portero sabe que aún no han ganado nada. Uli Hoeness también se fue de la Allianz Arena sin hacer comentarios. "Que tengan un buen domingo", fue lo único que les dijo a los periodistas con una enorme sonrisa en la cara.