presentada por
Menú
Buen debut del francés

Franck Ribéry conquista la Allianz Arena

Franck Ribéry debutó con éxito en la Bundesliga el sábado pasado contra el Hansa Rostock. El mediocampista francés tuvo una destacada actuación y cuando en el minuto 79 fue reemplazado por José Sosa, el público presente en la Allianz Arena lo despidió con una ovación.

Como siempre los seguidores bávaros aplaudieron de pie al número siete del Bayern. Si antes el aplaudido y celebrado se llamaba Mehmet Scholl, ahora el nuevo favorito de la afición es Ribéry. El volante francés no sólo heredó el número de Scholl, quien colgó las botas la temporada pasada, sino también su condición de ídolo.

Un trabajador incansable

El talentoso jugador francés se ha ganado el cariño de la gente en Múnich en muy poco tiempo gracias a su buen fútbol y simpatía. “Es un jugador extraordinario”, alabó Ottmar Hitzfeld a Ribéry, quien se siente muy a gusto en su nuevo club.

Lo que Ribéry demostró ante los 69.000 espectadores en la Allianz Arena fue realmente extraordinario. El seleccionado francés no sólo posee una técnica exquisita, sino también es un trabajador incansable dentro de la cancha. Contra el Rostock, Ribéry repitió el buen rendimiento mostrado en la pretemporada y el punto cúlmine de su gran actuación fue una pirueta que hizo en el minuto 44 que dejó loco a su marcador.

"Kaiser Franck"

También llamó la atención que Ribéry cambió constantemente su posición y así los rivales nunca supieron cómo marcarlo. A veces remató a puerta, otras veces cedió el balón a sus compañeros. “Estoy conforme con mi rendimiento”, dijo después del partido y enseguida agregó: "Me gusta mucho tener el balón y libertad para moverme por todo el frente del ataque. Eso me da mucha confianza."

Según Ribéry, antes del partido contra el Rostock estaba un poco nervioso. “El primer partido siempre es especial, pero después de que empezamos bien me fui sintiendo cada vez mejor“, dijo el ex jugador del Olympique de Marsella. Un día antes la prestigiosa revista deportiva francesa “L’Equipe“ tituló en su portada: “Kaiser Franck”.

Un poco de crítica

”Esa portada es un honor para mí. Me alegra mucho que los periodistas franceses se interesen por la Bundesliga”, dijo Ribéry en una entrevista con un medio local francés. Nunca antes la revista deportiva más importante de Francia “L’Equipe“ había informado sobre la Bundesliga en su portada. Pero Ribéry sabe que esto sólo ha sido el comienzo. “La temporada es muy larga”, dijo el jugador de 24 años y al mismo tiempo prometió que él y el equipo seguirán mejorando.

Hitzfeld escuchó con atención las palabras de Ribéry. Al director técnico bávaro no se le escapa ningún detalle y así es como reconoció que el volante francés aún debe mejorar un poco su comportamiento defensivo. No obstante, Hitzfeld entiende que Ribéry aún se tiene que acostumbrar nuevamente a la posición de mediocampista. Durante la pretemporada el francés jugó muchos partidos como delantero. “Esta semana trabajaremos en ese aspecto“, dijo el técnico bávaro.

Diversión en la cancha

Ribéry entusiasmó a todo el mundo en la Allianz Arena con su juego alegre y vistoso. Él mismo se mostró contento por la reacción que tuvo el público al ser sustituido. “Estoy muy feliz. Lo más importante es que me siento muy a gusto en Múnich y los fans me quieren”, dijo el jugador subcampeón del mundo y enseguida agregó: “Quiero seguir divirtiéndome y encantar a la gente con mi fútbol.” Los aficionados bávaros ya saben qué hacer cuando el nuevo número siete del Bayern abandona la cancha: levantarse y aplaudir.