presentada por
Menú
Toni y Klose

Gran actuación de la nueva dupla de ataque

Luca Toni levantó el brazo e hizo un gesto. Miroslav Klose entendió inmediatamente y centró el balón desde el costado derecho del área. Toni intentó conectar el esférico, pero no alcanzó a llegar. El italiano primero se quedó tirado en el suelo pero enseguida se levantó, miró a Klose y lo aplaudió. La escena sucedió en el minuto 70 del partido contra el Hansa Rostock y fue un reflejo de lo bien que se entiende la nueva dupla de atacantes del Bayern. "Ambos se entienden muy bien y se buscan constantemente. Fue un debut soñado", dijo Ottmar Hitzfeld.

Realmente fue un debut soñado. 3:0 derrotó el Bayern al Rostock en la primera jornada de la Bundesliga con un gol de Toni y dos de Klose, quien además dio el pase para el gol del italiano. "Es muy bueno que ambos delanteros hayan marcado en el primer partido", se mostró contento Hitzfeld.

Entendimiento absoluto

Antes del partido se esperaba que Klose y Toni pudieran marcar, pero lo que no se pensaba era que ambos se entendieran tan bien dentro de la cancha. Sobre todo si se toma en cuenta que la última vez que jugaron juntos fue hace 31 días en el triunfo 4:0 sobre el Schaffhausen de Suiza. Después Toni se lesionó y estuvo casi cuatro semanas ausente.

"No pensé que iba a funcionar tan bien", reconoció el propio Toni. "Combinamos muy bien", dijo Klose, quien durante la pretemporada tuvo que jugar casi siempre como único delantero. Ahora con la vuelta de Toni, el delantero alemán tiene más facilidad para mostrar su juego.

Hitzfeld arriesgó al poner a Toni

La convocatoria de Toni para el partido contra el Rostock estuvo mucho tiempo en duda debido a que el delantero italiano apenas había entrenado dos veces con el resto de sus compañeros. "Pensé mucho si era conveniente o no dejar jugar a Luca", contó Hitzfeld quien después de los 90 minutos se mostró aliviado: "Creo que el riesgo que tomé al poner a Toni valió la pena."

El director técnico bávaro se mostró satisfecho y alabó la actuación de Toni. "Luca se esforzó al máximo. Corrió mucho y fue más allá de su límite en el aspecto físico", dijo Hitzfeld y enseguida agregó: "Fue un constante peligro para la defensa rival. Ganó muchos balones divididos y siempre estuvo libre para poder combinar con sus compañeros."

Sin egoísmo

Hitzfeld sabía que Klose y Toni se entenderían a la perfección. "Estaba seguro de que todo iba a funcionar bien", dijo el DT. Antes de que Toni se lesionara, ambos delanteros trabajaron en conjunto el entendimiento en los entrenamientos. "Acordamos que siempre tenemos que estar cerca y buscarnos mutuamente", reveló Klose.

El entendimiento funcionó excelente en el primer partido de Bundesliga juntos. Prueba de ello fue la jugada en el minuto 14, cuando Klose apareció destapado ante el portero del Rostock Stefan Waechter y cedió el balón para que Toni lo empujara al fondo de la red. "En esa jugada Klose estuvo muy bien. Sin ser egoísta le tocó el balón a Toni. Eso me gustó mucho", alabó Hitzfeld.

El salto de Klose

"Da gusto tener a un compañero de ataque como Klose", dijo Toni quien agradeció el pase de Klose en la jugada de su gol. El delantero italiano campeón del mundo prometió que le devolverá la ayuda a su compañero lo más pronto posible. "Miro te ayuda a marcar goles. Espero yo también poder ayudarlo a marcar muchos goles", dijo Toni.

Por mientras, Klose se las arregla solo para romper redes. Contra el Rostock el delantero alemán una vez más demostró su tremenda capacidad goleadora. Primero aprovechó un error del portero rival para marcar su primer tanto y luego se despachó un perfecto cabezazo que significó el 3:0 final. El goleador del último Mundial celebró su segundo gol de la tarde con un espectacular salto. "Hace tiempo que no celebraba así. Fue bueno comprobar que aún me resulta", dijo en broma Klose. Ojalá que no haya sido la última vez que celebra de esa forma.