presentada por
Menú
Preocupación en el Bayern

Molestia por el juego brusco de los rivales

Tres partidos, tres triunfos, 10 goles a favor y ninguno en contra. El Bayern de Múnich tiene encantado al país entero y sólo los rivales parecen no estar de acuerdo con el hermoso fútbol que muestra el conjunto bávaro. La mayoría de las veces, los jugadores de los equipos rivales sólo pueden frenar a Franck Ribéry y compañía con fuertes faltas. Hecho que ha provocado mucha molestia en la directiva bávara.

"En la Copa de la Liga ya se podía ver que los rivales entraban muy fuerte contra nuestros jugadores", reclamó Ottmar Hitzfeld tras el 3:0 contra el Hannover. El entrenador cree que el problema seguirá creciendo. "Tenemos que estar preparados porque pienso que es algo que seguirá aumentando con el pasar del tiempo", advirtió el técnico bávaro.

Hitzfeld preocupado por Ribéry

24 infracciones cometió el Hannover el sábado. El árbitro del encuentro Thorsten Kinhoefer castigó el juego brusco del equipo visitante con una tarjeta roja en contra de Altin Lala (45.) y otras cinco cartulinas amarillas. "Incluso tuvimos suerte que Benjamin Lauth no fue expulsado", reconoció el entrenador del Hannover Dieter Hecking.

Hitzfeld está preocupado por la salud de sus jugadores. Sobre todo de los más hábiles como Ribéry, Zé Roberto o Bastian Schweinsteiger. "La verdad es que tengo un poco de miedo por Franck. Antes de que el árbitro mostrara la primera tarjeta amarilla, el rival ya le había cometido varias faltas descalificadoras", dijo el técnico y enseguida agregó: "Los árbitros tienen que ser muy severos y sancionar todas las faltas en las que el balón no está de por medio."

Siempre habrá obstáculos

Ribéry reconoció después del partido que recibió "un par de entradas muy duras", pero prefirió bajarle el perfil al hecho. "En Francia pasaba lo mismo, pero yo no cambiaré mi estilo y forma de jugar", dijo el jugador internacional francés. No obstante, también anunció que en el futuro tendrá mucho cuidado a la hora de disputar los balones divididos. Así como en la fase final del partido contra el Hannover donde casi no buscó los duelos directos con el rival.

"Sabemos que cuando estás arriba no es fácil. Siempre habrá obstáculos y tenemos que estar preparados para superar todo", comentó Hamit Altintop el juego brusco de los rivales. Por su parte, Mark van Bommel, quien en los tres partidos de Bundesliga disputados apenas ha cometido infracciones, aseguró que hasta ahora todo ha sido normal. "Hoy quizás nos cometieron más faltas de lo normal, pero pienso que el partido no fue exageradamente brusco", dijo el jugador holandés.