presentada por
Menú
Debut contra el Rostock

Ottmar Hitzfeld quiere los tres puntos

Uno ya está acostumbrado a ver miles de fanáticos bávaros en la ciudad deportiva del Bayern, pero lo que sucedió el jueves sobrepasa todos los límites. Aproximadamente 5000 personas llegaron a presenciar el entrenamiento del conjunto bávaro.

A dos días del debut en la Bundesliga contra el Hansa Rostock, la alegría y euforia que se vive en torno al Bayern es incontenible. Ottmar Hitzfeld también está ansioso y cuenta las horas para el partido del sábado en la Allianz Arena de Múnich. "Ha llegado la hora de la verdad. Ahora tenemos que empezar a sumar puntos", dijo el director técnico bávaro en una conferencia de prensa.

Toni lucha por ponerse a punto

El Bayern desea comenzar la temporada de Bundesliga con el pie derecho y es probable que Luca Toni pueda estar en el debut el sábado. Tras superar una lesión en su pierna, el delantero italiano campeón del mundo ya está entrenando con el resto de sus compañeros. Sin embargo, Hitzfeld aún no sabe si convocará a Toni para el choque con el Rostock. "Normalmente un jugador necesita entre tres y cuatro semanas de entrenamiento para estar en forma físicamente", afirmó el técnico bávaro.

Miroslav Klose anhela el regreso de su compañero de ataque. "Ya es hora de que Luca vuelva a jugar", dijo el ex jugador del Bremen. Klose fue el único delantero del equipo en la mayoría de los partidos de la pretemporada.

Hitzfeld sin preocupaciones

Contra el Rostock, Hitzfeld podrá contar con la totalidad de la plantilla, excepto los lesionados Valérien Ismael, Lukas Podolski, Jan Schlaudraff y Willy Sagnol. Se espera que Hamit Altintop (contusión en la rodilla) y José Ernesto Sosa (tobillo) estén recuperados de sus molestias hasta el sábado. "Deberían estar disponibles", dijo Hitzfeld.