presentada por
Menú
Sólo un delantero disponible

Todos los jugadores volvieron sanos a Múnich

Dos días antes de enfrentar en la Allianz Arena al Hannover 96, el técnico del Bayern Ottmar Hitzfeld recibió una buena y una mala noticia. La buena es que los cinco jugadores bávaros que defendieron a sus respectivas selecciones regresaron sanos a Múnich. “Todos están disponibles para el sábado”, dijo Hitzfeld y enseguida contó la mala noticia: “No podemos darnos el lujo de tener más bajas. Estamos muy complicados.”

Sobre todo en el ataque existen muchos problemas actualmente. Mientras Miroslav Klose (rodilla) y Jan Schlaudraff (espalda) están descartados, Lukas Podolski aún no está en forma física para volver a jugar en la Bundesliga. “Aún no sé si convocarlo el sábado, pero en caso de que sí lo haga iría de todas formas al banquillo”, dijo Hitzfeld. Por lo tanto, el único delantero disponible es Luca Toni quien jugó 45 minutos el miércoles en el amistoso entre Italia y Hungría.

¿Uno o dos delanteros?

“La única duda es si jugamos con dos delanteros o sólo uno y tres volantes ofensivos”, reveló Hitzfeld sus planes tácticos para el duelo con el Hannover. Según el director técnico bávaro, el segundo delantero sería el juvenil Sandro Wagner.

Hitzfeld seguramente convocará a otro jugador del equipo filial del Bayern para el partido del sábado. “Puede ser que tengamos a cuatro jugadores en el banquillo o quizás cinco si es que convoco a otro jugador del equipo filial“, anunció el entrenador.

Schweinsteiger, Van Buyten y Lucio recuperados

El viernes podrán entrenar juntos, por primera vez en la semana, todos los jugadores que están disponibles para enfrentar al Hannover. El jueves Lahm, Toni, Ribéry y Altintop sólo realizaron un trabajo de regeneración. Stephan Fuerstner, quien jugó con la sub 21 de Alemania, entrenó con el resto del equipo al igual que Bastian Schweinsteiger, Daniel van Buyten y Lucio.

Podolski corrió un par de vueltas alrededor de la cancha junto con el preparador físico Thomas Wilhelmi. El delantero alemán, quien recién se integró a los entrenamientos con el resto de la plantilla el martes pasado, estaría feliz con el sólo hecho de jugar un par de minutos el sábado. Sería su primer partido oficial desde abril. No obstante, el domingo seguramente jugará con el equipo filial. “Es muy probable que los jugadores que no jueguen los 90 minutos contra el Hannover sean convocados para reforzar el equipo filial”, dijo Hitzfeld.