presentada por
Menú
Ottmar Hitzfeld:

‘Hemos vuelto a la rutina de la Bundesliga’

El Bayern de Múnich empató 1:1 con el Schalke 04 en la quinta jornada de la Bundesliga. Tras el pitazo final, todos los jugadores del Bayern se reunieron en el centro de la cancha y sus rostros revelaban desconcertación. Daba la impresión de que no sabían si el empate era bueno o malo.

“Ha sido un partido muy luchado. Nosotros sabíamos que el Schalke era muy fuerte“, dijo el entrenador bávaro Ottmar Hitzfeld un día después del partido y luego añadió: “Era un rival muy complicado.“ Marcell Jansen, quien volvió a jugar por la banda izquierda tras superar una lesión, también reconoció el buen nivel del rival. “El Schalke es un equipo de primer nivel al cual cuesta mucho vencer”, dijo el joven jugador.

Primera pérdida de puntos en casa

Después del segundo empate consecutivo del Bayern, se ha cortado por ahora la buena racha que tuvo el conjunto bávaro en las primeras jornadas y la Bundesliga ha recuperado la emoción. A pesar de que los pupilos de Ottmar Hitzfeld lideran la tabla de posiciones con 11 puntos, el Schalke está a sólo cuatro unidades de distancia. “Nuestro objetivo era alargar la diferencia con el Schalke, pero no pudimos”, lamentó Hitzfeld.

A pesar de que el equipo perdió por primera vez puntos de local, en el Bayern se mostraron tranquilos y reconocieron que no es malo que se calme un poco la euforia que reina en torno al club. “Yo siempre supe que las cosas no iban a ser tan fáciles como todo el mundo decía. Ahora la euforia cederá un poco y eso no está tan mal“, dijo Oliver Kahn.

Faltó tranquilidad en la definición

Y eso que el Bayern empezó jugando muy bien ante la presencia de 69.000 espectadores en la Allianz Arena de Múnich. “En la primera media hora del partido no dejamos jugar al Schalke. Mientras ellos no tuvieron ninguna ocasión de gol, nosotros tuvimos cuatro, cinco llegadas con peligro a la portería rival”, analizó Hitzfeld y al mismo tiempo reprochó la falta de tranquilidad que tuvo el equipo a la hora de definir las jugadas en el ataque.

“Muchas veces tocamos demasiado el balón en vez de finiquitar la jugada. En ciertas situaciones quizás faltó ser más egoísta“, criticó el director técnico bávaro. En el minuto 36, Ivan Rakitic abrió la cuenta para la visita con un potente y esquinado disparo desde fuera del área. Pero por suerte Miroslav Klose pudo empatar el partido en el minuto 54 y logró su cuarto gol en el cuarto partido.

El equipo se notó cansado

“Hoy pudimos ver que la temporada no será para nada fácil”, dijo el goleador alemán y al mismo tiempo reconoció que el equipo se notó muy cansado después de los partidos internacionales. “Desde el comienzo sabíamos que este sería un partido muy difícil porque muchos jugadores estuvieron con sus selecciones entre semana. Pienso que nos faltó un diez por ciento debido a que la preparación del partido no fue óptima. Eso se notó en la cancha”, agregó Kahn.

Tomando en cuenta todos esos aspectos, los jugadores bávaros finalmente se fueron satisfechos con la repartición de puntos. “El resultado final fue justo”, dijo Hitzfeld y enseguida agregó: “Hemos vuelto a la rutina de la Bundesliga. Sabemos que nadie nos va a regalar nada. Estamos advertidos y sabemos que tenemos que mejorar.”