presentada por
Menú
Poca ventaja para el partido de vuelta

‘No es perfecto, pero está bien’

En los dos años de su existencia el Allianz Arena ya ha sido testigo de grandes batallas por copas europeas. Sólo basta con recordar los partidos de Liga de Campeones contra el Real Madrid (2:1) o la Juventus (2:1). Pero al comenzar la Copa UEFA el jueves por la noche, la mística de copa europea no afloraba. Los textos de las canciones de los aficionados en las gradas se centraban mayormente en los zapatos de Franck Ribéry , que justamente se había decidido por un par con los colores del rival local, el TSV 1860 (“¡Deshazte de los zapatos!”). Y también en el campo, el festejo después de la victoria por 1:0 (1:0)- contra el Belenenses de Lisboa fue más bien mesurado.

”No hemos rendido al máximo, el 1:0 no es el resultado deseado“, dijo Ottmar Hitzfeld después de la apretada victoria, a la que también Uli Hoeness calificó de ”resultado no ideal”. “No es perfecto, pero está bien“. Sin dudas: Para el partido de vuelta en Lisboa en dos semanas los del Bayern hubieran preferido haber logrado una mayor ventaja. “Lástima que no pudimos convertir un segundo gol. Así hubiera viajado más tranquilo a Lisboa”, dijo Hoeness. “Ahora tendremos que jugar allí a toda máquina”.

Ocasiones desperdiciadas

”1:0 significa que tendremos que viajar a Lisboa absolutamente concentrados“, opinó Hitzfeld. Y también Oliver Kahn advirtió sobre el partido de vuelta: “Tendremos que prestar atención, para evitar una mala sorpresa en la primera ronda. Esto significará un trabajo duro”. Los del Bayern ya intuían desde antes del partido de ida en Munich que el duelo con el Belenenses no sería “para subestimar” (Hoeness). El jueves por la noche los portugueses terminaron de confirmar que no serían unos contrincantes fáciles.

Ataque tras ataque desperdició el Bayern ante la atenta defensa del visitante. “Los equipos portugueses son muy astutos tácticamente, muy disciplinados , muy bien organizados y bien parados“, elogió Kahn, luego del pitido final, el comportamiento de la defensa del Belenenses. “Fue muy difícil para nosotros, encontrar espacios libres“, dijo también Hitzfeld, sin utilizar esto como excusa para su equipo. “Nosotros mismos nos provocamos algunos problemas”.

Sólo Toni anota

Juego demasiado lento, mucha retensión del balón, mal desplazamiento en el juego, muy pocas jugadas por las bandas, falta de concentración, fueron algunas de las críticas del entrenador del Bayern hacia su equipo que, a pesar de dominar el juego, provocó pocas oportunidades de gol. Finalmente, fue una vez más el delantero Luca Toni el que en su primer partido en competiciones europeas convirtió el gol de la victoria (34.).

”En definitiva, hemos logrado la meta mínima: ganamos 1:0 y no nos convirtieron ningún gol”, opinó Kahn. También para el partido de vuelta debería quedar el arco en cero, y por el contrario los del Bayern esperan tener más poder de definición. “Tenemos que convertir si o sí un gol de visitante”, exigió Hoeness. Las posibilidades no están mal para que eso se dé, ya que los del Belenenses deberán abrir más la defensa para recuperarse de la desventaja. Por eso Hitzfeld está convencido de que en Lisboa “elaboraremos mejores ocasiones”.

Kahn está confiado

Desde el punto de vista psicológico el estrecho resultado del partido de ida es tal vez una ventaja para los del Bayern. “Ahora no nos podemos relajar en el partido de vuelta”, opinó Hoeness. Y también Kahn prefiere “tener que ir a un partido muy concentrado. Soy muy optimista de que pasaremos”. El Allianz Arena podrá pronto vivir emocionantes noches de Copa UEFA. Los zapatos de Franck Ribéry no serán el centro de la atención. “De ahora en más sólo juego en rojo, nunca más en azul”, aseguró.