presentada por
Menú
Gran segundo tiempo

El Bayern convenció una vez más goleando

Cuando Miroslav Klose marcó su tercer gol en el minuto 89, el ambiente en la Allianz Arena de Múnich ya era de fiesta. Los 69.000 espectadores presentes cantaban y celebraban la mayor goleada en el nuevo recinto deportivo del Bayern desde que dejaron el Olympiastadion en el verano del 2005.

"El equipo está motivado, eso se nota. Estamos satisfechos", dijo Uli Hoeness tras el triunfo sobre el colista del campeonato. El director deportivo del Bayern no quiso sobrevalorar la victoria, pero con su típica sonrisa dejó entrever que estaba muy contento con la actuación del equipo.

Tres goles por partido

Motivos para estar contentos hubo de sobra anoche. A pesar de que el conjunto bávaro no pudo vulnerar la resistencia del Cottbus durante una hora, después del primer gol de Klose el equipo explotó y volvió a dar un espectáculo. Martín Demichelis (63.), Luca Toni (69.) y nuevamente Klose (75., 89.) tras dos excelentes centros del debutante Toni Kroos, ampliaron la diferencia en el marcador y transformaron la Allianz Arena en una verdadera fiesta.

"Tras el 1:0, el equipo jugó mucho más tranquilo y mostró un excelente juego colectivo", alabó Hitzfeld después de la goleada. En siete partidos el Bayern ha logrado cinco triunfos y dos empates. En promedio el conjunto bávaro ha marcado tres goles por partido y tiene una diferencia de gol +18 que es lejos la mejor de la Bundesliga. En los últimos años nunca se vio un equipo del Bayern con tanta hambre de gol y sed de triunfo.

Juego ofensivo

"Pienso que es algo normal que le marquemos tantos goles a un rival como el Cottbus porque simplemente es algo que sabemos hacer", dijo Hitzfeld. Con las llegadas de Luca Toni, Franck Ribéry y Klose, quien marcó ayer sus goles número seis, siete y ocho en la Bundesliga, el director técnico bávaro tiene a su disposición un trío de atacantes de primer nivel mundial. "Ha sido muy bueno que los goleadores del equipo hayan marcado al comienzo de la temporada", afirmó Hitzfeld.

Pero también las otras contrataciones como Hamit Altintop, Zé Roberto o Marcell Jansen han aportado lo suyo para que el Bayern rinda en la cancha y ofrezca el espectáculo que ha ofrecido hasta ahora en la Allianz Arena. La principal virtud de este equipo es que no deja de atacar pese a que va ganando con comodidad.

Primer balance tras el partido en Leverkusen

"Después del 1:0 seguimos atacando. Cuando se tienen tantos partidos en una semana lo normal es relajarse y dosificar las fuerzas, pero nosotros demostramos que tenemos un buen equipo que siempre va hacia adelante", dijo Mark van Bommel haciendo referencia al espíritu ganador del equipo. La temporada pasada, el conjunto bávaro se complicó más de una vez con equipos que se encontraban en la zona baja de la tabla de posiciones como el Cottbus.

"Hasta ahora hemos cumplido con las expectativas, quizás incluso las hemos superado", se mostró contento Hitzfeld un día después del triunfo. No obstante, el entrenador bávaro aseguró que hará un primer balance recién después de haber enfrentado al Bayer Leverkusen que es el actual escolta del Bayern. "Si saltamos con éxito esa valla, entonces significa que vamos por el camino correcto", dijo Hitzfeld.