presentada por
Menú
Primero contra segundo

El Bayern quiere ganar en Leverkusen

Cuatro goles contra el Karlsruhe y cinco contra el Cottbus. Ahora el Bayern desea confirmar en Leverkusen su buen momento y con el tercer triunfo en siete días mantener el liderato de la Bundesliga. No obstante, el conjunto bávaro sabe que contra el actual número dos del fútbol alemán la tarea será bastante más difícil que en los últimos dos partidos. "El Leverkusen está jugando muy bien", advirtió Zé Roberto y enseguida agregó: "Pero nosotros también."

Será el duelo entre el primero y el segundo de la actual temporada de Bundesliga. Además, chocará el equipo más goleador contra el que, junto al Bayern, menos goles en contra ha recibido (3). "Será un buen espectáculo para el público", dijo Zé Roberto quien sabe que en los partidos contra el Leverkusen siempre caen muchos goles.

El Leverkusen detrás del Bayern

El Bayern ha ganado los últimos cinco partidos disputados con el Leverkusen. Sin embargo, esta temporada el equipo dirigido por Michael Skibbe ha mejorado mucho en comparación a campañas anteriores. Sobre todo en la defensa. Esta temporada el Leverkusen no ha recibido goles en contra jugando en casa y por lo tanto está invicto. "El Leverkusen es un equipo que se ha desarrollado muy bien", dijo Ottmar Hitzfeld y luego añadió: "Están pasando por un excelente momento. Este partido nos servirá para ver en qué estado estamos actualmente."

"Tenemos que correr mucho, luchar y ganar los balones divididos", dijo Lucio quien, al igual que Zé Roberto, llegó a Múnich proveniente de Leverkusen. El defensa central brasileño sabe que será "un partido complicado porque en este momento el Leverkusen es nuestro rival más duro en la liga."

El apoyo del público

El Leverkusen, que subió al segundo puesto en la Bundesliga tras ganar tres partidos seguidos, prefiere mantener la calma y quedarse con los pies sobre la tierra. "El primer tiempo del partido en Núremberg demostró que aún no somos un equipo de primer nivel", dijo Skibbe y al mismo tiempo reconoció que espera que sus pupilos suban el rendimiento el sábado.

El conjunto local espera recibir el apoyo masivo del público en su estadio BayArena. "Si queremos vencer al Bayern tenemos que hacer valer nuestra localía. Todos nuestros seguidores tienen que apoyarnos y alentarnos hasta el final", dijo entusiasmado Skibbe. "El Leverkusen es peligroso cuando tiene el apoyo de su gente porque el estadio es pequeño y el público está muy cerca de la cancha", reconoció Zé Roberto.

El Leverkusen es un muy buen equipo

Por lo tanto, el objetivo del Bayern será interrumpir tempranamente el juego del rival y lograr que éste se desespere. Zé Roberto afirmó que el equipo debe estar bien parado defensivamente y cuando haya espacio tratar de jugar con velocidad hacia adelante. "Tenemos que jugar con mucha inteligencia", sostuvo el volante brasileño y enseguida agregó: "El Leverkusen siempre juega hacia adelante. Eso es bueno para nosotros." "Nosotros jugamos mejor contra equipos que juegan un fútbol ofensivo", agregó Hitzfeld.

Se espera que el técnico bávaro sólo haga una modificación en comparación al once titular que goleó 5:0 al Cottbus hace tres días. Lucio volverá a formar la dupla de centrales junto a Martín Demichelis. El brasileño recibió un descanso el miércoles pasado y en su lugar jugó el belga Daniel van Buyten. Por su parte, en el Leverkusen aún no se sabe si podrán jugar Bernd Schneider y Vratislav Gresko.

La mala racha de Skibbe

Ambos equipos llegan muy confiados al trascendental partido. "Si todo funciona bien, nos presentamos como equipo y nos entregamos al máximo, tenemos una oportunidad de ganar", cree Skibbe quien nunca ha podido ganarle al Bayern (3 empates y 3 derrotas). Por su parte, el Bayern espera alargar la mala racha del entrenador del Leverkusen. "Espero que podamos vencer al Leverkusen y detener el buen momento que están teniendo", dijo Zé Roberto.

Probables alineaciones:

Bayer Leverkusen: Adler - Castro, Friedrich, Haggui, Sarpei - Vidal, Rolfes - Kiessling, Barbarez, Barnetta - Gekas

Bayern Múnich: Kahn - Lell, Lucio, Demichelis, Jansen - Altintop, Van Bommel, Zé Roberto, Ribéry - Klose, Toni

Banquillo: Rensing, Van Buyten, Ottl, Schweinsteiger, Schlaudraff, Podolski

Árbitro: Knut Kircher (Rottenburg)

Estadística: PG: 11, PE: 5, PP: 12; Goles: 48:46