presentada por
Menú
535 partidos de Bundesliga

Oliver Kahn batió un nuevo récord

Podría decirse que el domingo en Hamburgo, Oliver Kahn tuvo su primer día de trabajo en la temporada. En los anteriores partidos contra el Rostock, el Hannover y el Bremen, el portero del Bayern apenas tuvo que intervenir. Incluso la prensa le propuso que se colgara una hamaca en la portería para poder presenciar con más comodidad las genialidades de sus compañeros.

Sin embargo, esta jornada Kahn ya se tuvo que estirar para evitar un córner a los 20 segundos de juego. Enseguida a los 13 minutos desvió un potente disparo de Piotr Trochowski. En el segundo tiempo nuevamente salvó a su equipo de quedar en desventaja al tapar un tiro rasante de Ivica Olic. Por fin Kahn pudo demostrar en su última temporada que cuando se le requiere siempre está ahí.

Un partido histórico

El portero alemán ya lleva 20 años atajando a gran nivel. El 27 de noviembre de 1987 debutó en la Bundesliga defendiendo al Karlsruher SC. El encuentro de ayer en Hamburgo fue su partido número 535 en la primera división del fútbol alemán y significó un nuevo récord en la Bundesliga. Hasta ayer Eike Immel era el portero con más presencias en la Bundesliga con 534 partidos jugados.

"La verdad es que uno sólo se da cuenta de esos detalles al margen", se mostró relajado Kahn con la noticia y luego añadió: "Uno no se dedica al fútbol para lograr una cierta cantidad de partidos y romper récords. Yo siempre quise ser exitoso y ganar títulos. Si uno tiene suerte y se mantiene sano, estas cosas se dan automáticamente con el pasar del tiempo."

Kahn advirtió a sus compañeros

A pesar de estar orgulloso por haber logrado este nuevo récord, Kahn está preocupado de otras cosas ahora. "Hace un par de días todo el mundo hablaba de nosotros, de los galácticos, extraterrestres, increíbles. Y ahora no tienen nada mejor que hacer que criticar", se mostró molesto el portero por algunas portadas y titulares que se pudieron leer en algunos medios tras el empate en Hamburgo.

"Desde el comienzo yo estuve en contra de la euforia que se generó. Para nosotros ha sido muy importante ver que jugando de visita será muy complicado vencer a los rivales, ya que éstos tratarán de hacer lo imposible por vencernos", dijo Kahn y enseguida agregó: "El Hamburgo nos empató en el último minuto y el ambiente en el estadio estaba como si hubiesen ganado el campeonato alemán. Eso lo dice todo."

Aún puede pasar mucho

El capitán del Bayern una vez más advirtió a sus compañeros. "Llevo tanto tiempo metido en esto y por eso sé que aún puede pasar mucho. Tenemos que estar preparados porque esto recién está empezando", dijo Kahn. El portero aseguró que en el último tiempo le ha estado advirtiendo lo mismo al resto del equipo. "Tenemos un gran equipo con excelentes jugadores, pero tenemos que seguir demostrando día a día nuestras cualidades", finalizó Kahn.