presentada por
Menú
En la Copa UEFA

El Bayern dio un gran paso a la siguiente ronda

El partido ya había terminado hace rato y los aproximadamente 800 seguidores bávaros seguían celebrando el triunfo en la tribuna del estadio Marakana de Belgrado. Gracias a una espectacular remontada, los pupilos de Ottmar Hitzfeld ganaron 3:2 contra el Estrella Roja y debutaron con el pie derecho en la fase grupal de la Copa UEFA.

“Con un empate también hubiésemos quedado conformes, pero un triunfo es mucho mejor. Estamos muy felices“, dijo el director deportivo del Bayern Uli Hoeness y enseguida agregó: “Ahora ganando nuestros partidos en casa estamos clasificados.“

A punto de perder

Tras el partido, todos en el Bayern reconocieron que el triunfo se consiguió a base de fuerza y voluntad, pero también gracias a una buena porción de suerte. Ante la presencia de 40.000 entusiasmados espectadores, el conjunto bávaro estuvo dos veces en desventaja y al final se salvó de sufrir la primera derrota en lo que va de la temporada.

“Esta fue la primera vez en la temporada que estuvimos tan cerca de perder. Con un punto también hubiese estado conforme“, dijo Hitzfeld tras el triunfo agónico. Un gol de tiro libre de Toni Kroos en el tiempo de descuento, permitió al conjunto bávaro traerse los tres puntos desde Serbia. Antes Miroslav Klose (20./85.) había empatado dos veces el marcador. Ognjen Koroman (16.) y Nenad Milijas (74.) marcaron para el conjunto local.

Mal estado de la cancha

“Felicitaciones al equipo porque nunca se rindió y luchó hasta el final”, alabó Klose la actitud mostrada por el equipo y luego añadió: “Tuvimos que esforzarnos al máximo.” Sin embargo, el goleador alemán, que junto a Lucio fue una de las mejores figuras del Bayern, también reconoció que tuvieron algo de suerte. “Reconozco que tuvimos mucha suerte”, dijo Klose.

En el Bayern también coincidieron en que el estado de la cancha fue realmente deplorable. “La cancha era un desastre”, se quejó Rummenigge. Por su parte, Hitzfeld dijo: “Todo el mundo vio que tuvimos problemas con la cancha. Estoy contento porque aguantamos bien hasta el final. Hoy no se podía jugar bonito, hoy había que luchar y el equipo lo hizo hasta el último minuto.”

El objetivo es ganar el grupo

“Estaba claro que no sería un partido espectacular. Es cierto que hoy tuvimos mucha suerte. Eso hay que reconocerlo”, afirmó el presidente de la junta directiva del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, durante la cena en el hotel donde estuvo concentrado el equipo. Además, Rummenigge dijo: “Una derrota hoy hubiese sido lamentable. Ahora tenemos muy buenas posibilidades de ganar el grupo.”

A pesar de la victoria lograda en Belgrado, en el Bayern reconocieron que el juego mostrado por el equipo no fue bueno. “Todos estamos contentos y satisfechos por el triunfo. Pero el rendimiento del equipo no fue bueno y tenemos que seguir mejorando”, advirtió Rummenigge y al mismo tiempo exigió una mejoría en el duelo contra el Borussia Dortmund el próximo domingo. “Colectiva e individualmente tenemos que jugar mejor que en Belgrado”, dijo el directivo bávaro.