presentada por
Menú
Tras nueve jornadas

El Bayern Múnich se afianza en el liderato

El domingo miles de personas celebraron y disfrutaron el último día de la Oktoberfest en Múnich. La fiesta de la cerveza una vez más batió todos los récords este año. Pero no sólo en la Theresienwiese (lugar donde se celebra la Oktoberfest) se festejó, sino también en el sector de Froettmaning donde está ubicada la Allianz Arena. Miles de aficionados bávaros celebraron el triunfo 3:0 del Bayern en el derby de Baviera contra el 1.FC Núremberg.

“Fue un gran partido, jugamos muy bien. Una vez más le ofrecimos al público un espectáculo. La gente hoy se divirtió y se va contenta a sus casas”, dijo el presidente de la junta directiva del club, Karl-Heinz Rummenigge, tras el triunfo que le permite al conjunto bávaro afianzarse en el liderato de la Bundesliga.

Beckenbauer impresionado

“Cinco puntos sobre el Karlsruhe, seis sobre el Bremen, siete sobre el Schalke y 13 sobre el Stuttgart es una diferencia notable”, alabó Rummenigge el mejor inició de temporada del Bayern en nueve años. El gran rendimiento mostrado por el conjunto bávaro en las primeras jornadas, sólo ha sido superado por el logrado en la temporada 1998/99 cuando en el primer año de Ottmar Hitzfeld en el banquillo, el Bayern sumó 25 puntos tras ocho triunfos y un empate. Aquel año el Bayern salió campeón con 15 puntos de ventaja sobre el Bayer Leverkusen.

“Es impresionante ver cómo está jugando el Bayern en este momento“, alabó también el presidente del club Franz Beckenbauer y enseguida agregó: “La diferencia de goles habla por sí sola. 25 goles a favor y sólo 3 en contra.“ “En este equipo se puede confiar realmente. Tiene mucha calidad y fuerza de voluntad“, afirmó Rummenigge y luego advirtió: “Igual no podemos confiarnos. Apenas se han jugado nueve jornadas y aún no podemos sentirnos campeones.“

Superiores en todos los aspectos

A pesar de los dichos de Rummenigge, todo indica que esta temporada el conjunto bávaro logrará su título número 21 del fútbol alemán. Sobre todo si mantiene el gran rendimiento mostrado ante el Núremberg. Tal como dijo el entrenador del conjunto visitante Hans Meyer, el Bayern fue muy superior en todos los aspectos. “Hoy la probabilidad de obtener un resultado positivo era muy escasa”, reconoció Meyer después del partido.

Al comienzo del partido, el Bayern no pudo penetrar la defensa del Núremberg. Pero con el pasar del tiempo, el conjunto bávaro se fue afianzando e incluso pudo haberse ido al descanso con una ventaja más abultada que el 2:0 logrado gracias a los goles de Luca Toni (31.) y Zé Roberto (40.). “Me gustó mucho cómo jugamos, tocando el balón, combinando y presionando”, se mostró satisfecho Hitzfeld.

Balance positivo

El Bayern siguió atacando en el segundo tiempo. Pero a pesar de tener muchas ocasiones claras de gol, el resultado final fue de 3:0 gracias al segundo tanto de la noche marcado por Luca Toni (81.). Pese a las ocasiones de gol desperdiciadas, Hitzfeld se mostró feliz. “Estoy muy contento porque en todo momento fuimos superiores y tuvimos controlado al rival. Si seguimos jugando así y ganando este tipo de partidos, al final seremos campeones de Alemania”, sostuvo el técnico bávaro.

Tras lograr seis triunfos y un empate en los últimos siete partidos, Hitzfeld realizó un positivo balance del primer cuarto de la temporada. “El equipo demostró que es uno de los favoritos para ser campeón”, dijo el entrenador de 58 años. Hasta mayo del 2008, los seguidores bávaros seguramente tendrán mucho que festejar.