presentada por
Menú
'Es extraordinario'

Franck Ribéry hace la diferencia

Franck Ribéry una vez más demostró sus enormes cualidades futbolísticas en el triunfo 2:1 sobre el Bochum. El mediocampista francés se destacó como "el mejor jugador de la cancha" y fue el principal responsable de la remontada que tuvo el conjunto bávaro tras ir perdiendo 0:1.

Ribéry no sólo marcó el empate transitorio para el Bayern en el minuto 35, sino también dio el pase para que el recién ingresado Bastian Schweinsteiger marcara el gol del triunfo en el minuto 78. El francés se echó el equipo al hombro cuando más lo necesitaba.

Velocidad y aguante

"La diferencia con el año pasado es que ahora tenemos jugadores que pueden desequilibrar y dar vuelta un partido cuando estamos en desventaja", dijo Uli Hoeness. "Hoy Franck Ribéry no sólo marcó el gol del empate, sino también dio el pase para el segundo y mantuvo siempre la calma", alabó el director deportivo del Bayern al número siete bávaro.

"Pocas veces he visto a un jugador que sea tan rápido y al mismo tiempo tenga tanto aguante físico", alabó también Hitzfeld al jugador de 24 años. Y efectivamente, Ribéry se ha destacado por su enorme capacidad física dentro de la cancha. No da ningún balón por perdido y no se cansa de correr.

También es humano

Tal como dijo Hitzfeld, no se esperaba que el pequeño volante francés regresara con tanta energía del receso por los partidos internacionales. "A mí también me sorprendió que estuviera tan activo", reconoció el entrenador bávaro quien pensaba sustituir a Ribéry en el minuto 70. "Pero después vi que estaba muy bien, así que lo dejé adentro", agregó Hitzfeld.

El volante francés que llegó este verano al Bayern proveniente del Olympique de Marsella, ha jugado una excelente temporada hasta ahora. "Aunque entremedio también tuvo un pequeño bajón", dijo Hitzfeld y enseguida agregó: "Pero eso demuestra que Ribéry también es humano. Es un jugador que se esfuerza mucho, que tiene un muy buen carácter y siempre quiere ganar."

Lidera todas las estadísticas

Sus compañeros también están felices por tenerlo en el equipo. "Es espectacular que esté aquí con nosotros", dijo Mark van Bommel y luego añadió: "Es un jugador extraordinario y todos en el equipo trabajan para que él pueda hacer sus jugadas." En Bochum, Ribéry remató tres veces al arco y dio siete pases para que sus compañeros remataran. Además fue el jugador que más veces tocó el balón, 95 en total. Dos veces más que el mejor jugador del Bochum (Dennis Grote/47).

Ribéry también es el encargado de hacer los goles más bonitos. Primero le marcó un gol de penal al Bremen al mejor estilo de Zinedine Zidane en la final del Mundial 2006 (de globito) y ahora anotó su segundo tanto con un hermoso taconazo. A la pregunta de un reportero si es que éste había sido su gol más bonito, Ribéry respondió sin pensar: "No, hace dos años marqué un gol desde 37 metros con el Olympique de Marsella."