presentada por
Menú
El sábado

El Bayern realizó un intenso entrenamiento

El ayudante técnico del Bayern, Michael Henke, estuvo a cargo del último entrenamiento de la semana. Durante dos horas, los jugadores bávaros trabajaron intensamente en la ciudad deportiva. Una buena noticia fue el regreso de Zé Roberto, quien superó una molestia en la pantorrilla

"Hicimos un buen trabajo", dijo Henke quien desde el jueves está reemplazando a Ottmar Hitzfeld. El técnico bávaro se encuentra de viaje. A pesar de que muchos jugadores están con sus respectivas Selecciones, el ayudante técnico del Bayern aseguró que hicieron un excelente trabajo. "Queremos aprovechar el receso de la mejor forma sin importar cuántos jugadores estén", afirmó Henke en diálogo con fcbayern.de.

Los próximos dos días serán libres

Al comienzo de la semana, los entrenamientos se basaron principalmente en la regeneración física de los jugadores. Henke reconoció que las últimas tres semanas dejaron huellas en la plantilla. Sin embargo, enseguida fueron intensificando el trabajo. "Eso habla del buen estado físico de los muchachos", según el ayudante técnico bávaro. Además se realizaron, durante la semana, diferentes ejercicios de velocidad y técnica.

Henke también contó que aprovecharon el receso futbolístico para realizar algunas evaluaciones. "Ahora que no hay partidos, podemos exigir a fondo a los jugadores. La idea es ver hasta dónde puede llegar cada uno", sostuvo el ayudante técnico. Por lo tanto, los jugadores bávaros se merecen absolutamente los próximos dos días libres de entrenamiento.

Henke conforme

Para el martes está programado el próximo entrenamiento. El conjunto bávaro seguirá trabajando para mejorar su estado físico, pero también realizará ejercicios tácticos. Cuando el jueves empiecen a volver los jugadores internacionales, el entrenamiento se irá enfocando cada vez más en el próximo partido de Bundesliga contra el Wolfsburgo.

El sábado entrenaron con el primer equipo bávaro, nueve jugadores del equipo filial y Henke se mostró satisfecho con lo realizado. "Para nosotros es algo positivo porque podemos hacer un partido de entrenamiento y para ellos también porque pueden ver cómo es compartir con jugadores profesionales como Van Bommel y Zé Roberto", dijo Henke. Al final todo el mundo en el Bayern quedó conforme con la semana de entrenamiento.