presentada por
Menú
En Austria y Suiza

Turquía y Altintop clasifican a la Eurocopa

La Selección de Alemania se despidió del año futbolístico 2007 con una opaca actuación. En la última jornada de las clasificatorias para la Eurocopa 2008, que se disputará en Austria y Suiza, el conjunto alemán empató 0:0 contra Gales y finalizó en el segundo lugar del grupo, por detrás de la República Checa que le ganó 2:0 a Chipre.

Ante la presencia de 49.262 espectadores en el estadio Commerzbank Arena de Frankfurt, la Selección alemana, que contó con la presencia de los jugadores bávaros Philipp Lahm, Miroslav Klose y Lukas Podolski, no pudo repetir la buena actuación del fin de semana cuando golearon 4:0 a Chipre. El conjunto visitante presentó un esquema táctico muy defensivo que Alemania no fue capaz de vulnerar en todo el partido.

Opaca actuación de Alemania

Mientras Lahm hizo un correcto partido e intentó en repetidas ocasiones desbordar por la banda izquierda, Podolski estuvo lejos de repetir la buena actuación que tuvo contra Chipre. El delantero bávaro se esforzó y remató a puerta un par de veces, pero sin éxito. Por su parte, Klose, quien nuevamente fue el capitán de la Selección alemana, tampoco tuvo un buen día. El goleador alemán tuvo su mejor ocasión de gol en el minuto 64, pero el cabezazo se fue apenas desviado.

"Es entendible que el público silbe cuando empatas de local 0:0 contra Gales", reconoció Lahm después del partido y enseguida agregó: "El primer tiempo fue muy malo. No le encontramos la manija al partido y tampoco disputamos los balones divididos. Así te complicas mucho contra un rival como Gales."

Buen partido de Altintop

Mejor suerte que los alemanes tuvo Hamit Altintop. En la definición del grupo C, la Selección de Turquía le ganó 1:0 a Bosnia en Estambul y logró la clasificación al certamen europeo. Gracias a la victoria, los turcos mantuvieron el segundo lugar del grupo un punto por delante de Noruega. Autor del único gol del encuentro fue el delantero del Villarreal Nihat Kahveci en el minuto 43. Altintop jugó los 90 minutos y lo hizo de buena forma. Incluso estuvo a punto de marcar, pero un lanzamiento libre ejecutado por el volante bávaro golpeó en el palo.

Alegres regresarán a Múnich también Franck Ribéry y Luca Toni. A pesar de que Italia y Francia ya se habían clasificado en la penúltima jornada de las clasificatorias, ambas Selecciones finalizaron de buena forma su participación en el grupo B. Los italianos le ganaron de local 3:1 a Islas Feroe y terminaron como lideres del grupo.

Toni y Ribéry felices

Italia se adelantó en el marcador con un autogol de Fródi Benjaminsen (11.). Enseguida Luca Toni (36.) y Giorgio Chiellini (41.) alargaron la diferencia para la "Squadra azzurra". En el minuto 83, la visita descontó a través de Rógvi Jacobsen y estructuró el marcador final de 3:1 a favor de los italianos. Toni fue reemplazado en el minuto 74.

Por su parte, la Selección de Francia rescató un empate 2:2 en su visita a Ucrania. Tras ir perdiendo 1:0 con gol de Andrej Voronin (14.), el subcampeón del mundo reaccionó y dio vuelta el marcador con goles de Thierry Henry (20.) y Sidney Govou (34.). Sin embargo, en el segundo tiempo apareció Andriy Shevchenko (46.) y dejó el marcador 2:2. Ribéry jugó 89 minutos y fue una de las figuras del "Equipe tricolore" que finalizó en el segundo lugar del grupo por detrás de Italia.

Brasil recuperó la sonrisa

La Selección de Bélgica de Daniel van Buyten se despidió de las clasificatorias para la Eurocopa con un triunfo. Los "diablos rojos" ganaron su último partido 1:0 contra Azerbaiyán y terminaron en el quinto lugar del grupo A. En total los belgas lograron sólo cinco triunfos en 14 partidos. Autor del único gol del encuentro en Azerbaiyán fue Luigi Pieroni en el minuto 53. Van Buyten jugó los 90 minutos.

Y finalmente, la Selección de Brasil enderezó el rumbo en las clasificatorias sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica 2010. En la cuarta jornada de las eliminatorias, la Seleçao le ganó 2:1 a Uruguay y gracias a la derrota de Argentina en Colombia, quedó a sólo un punto de su archirrival. Ante la presencia de 65.000 espectadores en el estadio Morumbí de São Paulo, el equipo uruguayo tuvo el mejor inicio y se adelantó merecidamente en el marcador gracias a un gol de Sebastián Abreu. Pero enseguida apareció la figura de la noche, Luis Fabiano, quien marcó el gol del empate en el minuto 45 y el del triunfo en el minuto 65.