presentada por
Menú
Campeones de otoño

'Hemos logrado nuestra primera meta'

Durante el partido Ottmar Hitzfeld movía constantemente la cabeza, después del pitido final se lo vio con cara seria al borde del campo. “Después de los últimos partidos, pensé que peleábamos por no descender”, dijo más tarde el entrenador del Bayern ante los periodistas. Tampoco Bastian Schweinsteiger estaba muy seguro de que el Bayern no hubiera descendido a los últimos puestos. “Volví a fijarme en qué posición estábamos”, contó el sábado tras el flojo 0:0 ante el Hertha de Berlín, con el que el Bayern se aseguraba el título (no oficial) de otoño por decimosexta vez en la historia del club.

“Ahora tendríamos que dejar de analizar tanto las cosas y simplemente alegrarnos”, dijo Uli Hoeness, después de que los medios criticaran en los últimos tiempos al equipo. “De 17 partidos sólo hemos perdido uno. Siempre que el Bayern logra algo, se busca la mosca en la sopa”.

Igualdad de puntos con el Bremen

“Hemos alcanzado nuestra primera meta, el título de otoño”, dijo Hitzfeld haciendo un balance positivo. Según el estratega, su equipo había empezado la temporada “muy bien. Tras unas victorias espectaculares, elevamos mucho las expectativas y eso se nos volvió en contra. Nos pusimos a nosotros mismos bajo mucha presión”

Con seis puntos de ventaja, el Bayern lideraba la tabla en la décima fecha por delante del Werder Bremen. En los últimos siete partidos antes de la pausa invernal, dejó de salir todo tan bien. Sólo dos victorias y cuatro goles sumaron los del Bayern en esa fase, y terminaron cuatro veces 0:0. De esta forma, el Bremen se fue acercando hasta lograr colocarse el sábado a la par del Bayern. Gracias a la diferencia de 5 goles, los del Bayern mantuvieron el primer lugar.

Demasiados lujos, muy pocos goles

“En las últimas semanas bajamos el nivel y no fuimos consecuentes hasta el final”, analizaba Hitzfeld la primera vuelta. El partido en Berlín fue un ejemplo más. 62 por ciento de control del balón, 20:8 tiros al arco, 13:5 centros, 53 por ciento de disputas por balón ganadas: los bávaros dominaban el encuentro en el estadio olímpico de Berlín, pero no lograban convertir. “Tuvimos buenas jugadas hasta llegar al área. En el área quisimos hacer más lujos de los necesarios”, opinó Hitzfeld.

Por este motivo, el entrenador del Bayern anticipó que centrará la preparación para la segunda vuelta en la definición de las jugadas. También trabajarán en una estrategia para lograr batir a los equipos ultradefensivos. “En un punto, los contrincantes han sabido reconocer, que se nos complica cuando defienden con once”, opinó Hoeness. El partido ante el Hertha lo confirma.

Nuevo récord para la defensa

Los del Bayern no quisieron detenerse demasiado en el 0:0 en Berlín. Lo ocurrido en Berlín puede pasar de visitante, opinó Hitzfeld, que por sobre todo lamenta la pérdida de puntos en el Allianz Arena. “Los dos partidos a cero ante el Frankfurt y el Duisburgo son los que me molestan.”

Con lo que Hitzfeld puede estar muy conforme es con el desempeño de la defensa en la primera vuelta. “Hay que elogiar a la defensa y su rendimiento”, dijo el entrenador. El equipo muniqués recibió sólo 8 goles en contra en esta mitad de campeonato: de esta forma se quebró el récord del club de la temporada 1988/89 (once goles en contra).

El Bayern, 86,6 por ciento campeón

Con una fuerte defensa y con una delantera que esperan que vuelva a convertir, los del Bayern quieren adelantarse en la punta desde el comienzo de la segunda vuelta y así evitar así todo tipo de discusiones. “Sólo podremos ser campeones alemanes, si vuelve la tranquilidad”, enfatizó Hitzfeld.

Según las estadísticas, el Bayern ha aumentado las posibilidades de conseguir el título de otoño. El equipo bávaro se coronó campeón de la Bundesliga 13 de las 15 veces que alcanzó el título no oficial de otoño. De esta forma, las probabilidades de lograr el título se encuentran en un 86,6 por ciento. Pero esto no significa que se puedan relajar en la segunda vuelta. Schweinsteiger dijo: “Seremos los primeros, pero sabemos que todavía hay mucho que hacer”.