presentada por
Menú
La suspensión de Kahn

Hitzfeld: “Tenía que sentar un precedente”

Ottmar Hitzfeld ha tenido mejores motivos para presentarse ante la prensa. Cuando el miércoles cerca de las 12:10 h. se presentó en la repleta conferencia de prensa en las instalaciones del Bayern, se lo vio muy concentrado y quizás hasta un poco nervioso. Comprensible, ya que en esa ocasión daría a conocer públicamente su decisión de suspender al capitán del equipo Oliver Kahn para el próximo partido en Berlín y además multarlo con 25.000 euros.

“En algún momento tenía que sentar un precedente, para que cada jugador sepa como debe comportarse en el Bayern”, dijo Hitzfeld y agregó: “Me ha dolido que le haya tocado a él. Pero tuve que reaccionar”. El entrenador del Bayern habló de un “castigo draconiano”, que el mismo notificó a Kahn en una charla antes del entrenamiento. “Lo ha comprendido y se ha disculpado. De esta forma el tema queda concluido para mí”.

Kahn continúa siendo el capitán

Hitzfeld dejó en claro que Kahn, quien el miércoles se ausentó del entrenamiento por dolores en la espalda, continuaría siendo el capitán y que el miércoles en el partido de la copa UEFA volvería al arco: “El tema está muy claro. En los últimos años estuve muy conforme con él, tengo mucho que agradecerle, el club tiene mucho que agradecerle. Oli fue siempre un ejemplo, y debe continuar siéndolo. Lo quiero seguir teniendo en un puesto fuerte”.

Hitzfeld justificó las razones de la suspensión, comentando que en dos casos concretos Kahn no había cumplido con su rol de ser el ejemplo. Por un lado, el arquero de 38 años había criticado públicamente a algunos de sus compañeros, en un reportaje del día lunes. “Esto no debe volver a ocurrir, sino tendremos un manicomio aquí”, dijo Hitzfeld. Por otro lado, Kahn abandonó la fiesta navideña muy temprano, faltando a su obligación como capitán de decir unas palabras y dejando esta responsabilidad en manos de su compañero Mark van Bommel.

Kahn no cumple con sus obligaciones navideñas

“No se ha comportado correctamente en la fiesta de Navidad. No puede ser que el capitán se marche antes de tiempo a casa o a donde sea si no ha sido pactado de antemano”, dijo Hitzfeld y dejo en claro “Oliver Kahn tiene como capitán la responsabilidad de ser un ejemplo dentro del equipo, sus compañeros se orientan según él”. Contra esa regla faltó el arquero. “Si la dejo pasar, ¿a quién le puedo exigir disciplina, si el capitán no la tiene?”, preguntó Hitzfeld.

El “General” dejó en claro, que con el castigo a Kahn quiere marcar nuevas pautas en todo el quipo. “Hubo algunas cosas que no funcionaron bien y yo estuve contemplándolas por mucho tiempo”. Algunas cosas se han ido de las manos. “Esto fue un ejemplo, para que todos los jugadores sepan que debemos ser un equipo unido para alcanzar nuestras metas. Y tenemos metas muy altas para esta temporada”, dejó en claro Hitzfeld.

Hitzfeld quiere incorporar un código de honor

Por este motivo, Hitzfeld ha decidido incorporar a partir de la pausa invernal un código de honor. En él deberán aclararse entre otras cosas: “¿Qué es importante en el Bayern? ¿Cómo me comporto en la vida pública?” Este código de honor le servirá “a los jugadores para saber qué obligaciones tienen para con el club, tanto en lo público como dentro del equipo”.

Hitzfeld busca de esta forma una homogeneidad dentro de los distintos caracteres de su equipo multicultural. “El equipo se encuentra aún sin dudas en su fase de desarrollo y todavía no ha vivido cosas significantes como otros, que lo hacen crecer como conjunto”, dijo el entrenador de 58 años, que pretende volver a colocar la atención en lo deportivo: “Debemos procurar que vuelva la calma. No podemos darnos el lujo de depositar la energía en peleas al margen”.