presentada por
Menú
Podría debutar Sosa

Hitzfeld exige concentración total

Garra, concentración y hambre de victoria, las máximas del Bayern que hasta hace poco reclamaba el capitán del equipo, Oliver Kahn, reaparecieron en la victoria por 1:0 de la semana pasada ante Bielefeld. Con ese talante, el Bayern quiere afrontar el partido del sábado ante el Duisburgo y, además, volver al juego vistoso.

”Tenemos que encontrar el equilibrio entre el compromiso de lucha y nuestro juego vistoso”, dijo el entrenador Ottmar Hitzfeld el viernes antes del último entrenamiento. “La prioridad es ganar”, opinó el defensor Philipp Lahm, pero “también queremos jugar bien. Queremos entregarles un buen espectáculo a los fans”.

Líderes en la pausa invernal

Los jugadores quieren mantener el liderato que conservan desde la primera jornada y así cumplir con un objetivo intermedio, que es conquistar el título (no oficial) de campeones de otoño. “Por supuesto que queremos ser campeones de otoño”, señaló Daniel van Buyten. Para ello, los tres puntos contra Duisburgo serían una “obligación”. “Vamos a hacer todo lo que esté al alcance para ser campeones de otoño”, completó Hitzfeld.

De la misma manera lo consideró el director gerente del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, quien exigió “dos victorias”, mañana ante “las zebras” y la semana que viene ante el Hertha de Berlín, “para irnos a la pausa invernal como líderes”. Con una victoria ante el ascendido equipo de Wedau y, al mismo tiempo, una derrota del inmediato seguidor Werder Bremen ante el Hannover 96, el título no oficial estaría decretado antes de jugar el partido final de la primera ronda en Berlín.

El Duisburgo tiene potencial

Ante todo, Hitzfeld sabe que el partido ante el antepenúltimo de la tabla, que apenas suma 12 puntos, no significa una victoria asegurada. “Tal vez salgan a buscar el partido, eso nos vendría bien”, espera el “General”, que el equipo visitante no sea excesivamente defensivo. Algo sospecha Hitzfeld: “Este es otro partido en el que vamos a tener que quebrar un gran bloque defensivo”.

El entrenador del Duisburgo, Rudi Bommer, anunció de todas maneras que presentará un equipo ofensivo (“Queremos apretar por las bandas y atacar. No queremos quedarnos sólo atrás”), a pesar de que la ausencia de su mejor atacante Manasseh Ishiaku (cinco goles, golpe en el cuadriceps) no da muchas expectativas. Igual, Hitzfeld advierte: “El equipo tiene potencial y algunos jugadores, de los que tenemos que prestar atención”.

¿Sosa o Schweinsteiger?

En gran parte, Hitzfeld ya sabe con quien va a contar para el anteúltimo partido en casa del año. Van Buyten ocupará nuevamente el lugar del sancionado Lucio en la defensa y en el mediocampo puede hacer su debut como titular en el Allianz Arena el argentino José Ernesto Sosa, ante el hueco que dejó Hamit Altintop por su operación de rodilla. Aunque Bastian Schweinsteiger podría ocupar también ese lugar tras superar sus molestias en la rodilla. “Lo voy a decidir recién el sábado”, aclaró el entrenador.

Da igual la formación, el estratega de 58 años pidió otra vez al plantel que entregue el 100 por ciento. “No podemos perder la concentración. Incluso, 10 o 20 por ciento puede ser peligroso en los deportes de alto rendimiento”. Oliver Kahn no lo podría decir mejor.


Probables alineaciones:

FC Bayern: Kahn - Lell, van Buyten, Demichelis, Lahm - Sosa, van Bommel, Zé Roberto, Ribéry - Toni, Klose
Banquillo: Rensing, Sagnol, Ottl, Schweinsteiger, Kroos, Schlaudraff, Podolski

Duisburgo: Starke - Weber, Filipescu, Schlicke, Willi - Grlic, Tararache - Georgiew, Idrissou, Mokhtari - Lavric


Árbitro: Babak Rafati (Hannover)

Estadísticas: 21 - 3 - 1; 78:27 Goles