presentada por
Menú
Hablará de su futuro en enero

Hitzfeld se alegra por el “festival de goles”

El 6:0 contra el Aris Thessaloniki fue una victoria perfecta en el grupo de la copa UEFA y significó una reconciliación a fin de año: con la clara victoria de su equipo ante los griegos, el entrenador del Bayern, Ottmar Hitzfeld puede estar más que satisfecho con su equipo.

“Estoy contento de habernos podido reconciliar con los fans con este festival de goles. El equipo ha demostrado frescura y fue superior al rival tanto técnica como físicamente, los goles llegaron consecuentemente”, se alegró el “General” después de la mayor goleada de la temporada.

Elogio especial para Toni

Por sobre todo, Luca Toni con sus cuatro goles se llevó un elogio especial del técnico de 58 años: “Luca Toni tiene olfato de gol. Nació para golear y siempre se lleva la marca de dos o tres jugadores. A esto se le suma que el suelo estaba muy resbaladizo y por lo tanto se hacía muy difícil para el arquero contener el balón. Le hubiera convenido desviar los tiros”.

Después de los pobres resultados en la Bundesliga, Hitzfeld hubiera preferido “cerrar uno de los encuentros anteriores con algún que otro gol”. Sin embargo se alegra de que “la presión haya bajado y que podamos prepararnos con tranquilidad para la segunda vuelta”.

Futuro abierto para Hitzfeld

Recuperado y con las energías renovadas, Hitzfeld quiere ir en busca de los tres títulos. La pregunta de si continuará en el Bayern en la temporada siguiente, queda abierta. “Por supuesto que sé qué haré. Pero le comunicará al Bayern mi decisión recién a finales de enero. Mi contrato es hasta fines de junio de 2008, sin dudas estaré en el Bayern para la segunda vuelta y daré todo para conseguir uno o más títulos.”

Las últimas semanas fueron “duras“, enfatizó Hitzfeld, pero es parte del negocio que “se especule con un sucesor. Por algo extendí mi contrato sólo por un año, para poder tomar una decisión con tranquilidad”.

Bajevic, desilusionado

El técnico del Thessaloniki, el bosnio Dujan Bajevic se encontraba naturalmente muy decepcionado tras la clara derrota. “Fue una dura derrota. Tuvimos una muy mala noche y jugamos nuestro peor partido del grupo. Aris tiene un mejor equipo que el que presentó hoy. Colocarnos atrás y buscar un punto hubiera alcanzado para clasificar, pero no hubiera sido nuestro estilo”.