presentada por
Menú
Bayern-Duisburgo

Sin campeonato de otoño anticipado

La definición en la lucha por el campeonato de otoño se postergó al último día de la primera vuelta. En el último partido de local antes de la pausa invernal, el Bayern no pudo pasar del 0:0 contra el MSV Duisburgo a pesar de haber dominado el partido, pero pudo mantenerse en la punta antes de la última jornada, ya que el Werder Bremen perdió 3:4 contra el Hannover 96.

El Bayern fue muy superior durante todo el encuentro, aunque no pudo aprovechar las ventajas ante un -por momentos- muy inofensivo Duisburgo, que se encuentra anteúltimo en la tabla de posiciones. Si bien el equipo de Ottmar Hitzfeld tuvo otra vez varias oportunidades de gol, le faltó decisión en el momento de concretarlas en el arco contrario.

Sosa debutó como titular

Como se esperaba, Hitzfeld hizo sólo un cambio con respecto al equipo que ganó 1:0 ante el Arminia Bielefeld. En el lugar de Toni Kroos estuvo el argentino José Ernesto Sosa en el mediocampo derecho y debutó así como titular en el Allianz Arena. Si bien Bastian Schweinsteiger se encuentra desde hace 4 semanas nuevamente en el plantel tras haber superado una lesión de rodilla, sólo ocupó un lugar en el banco.

Ante 69.000 espectadores que colmaron el Allianz Arena, al principio se presentó un partido entretenido. El Bayern tomó rápidamente el liderazgo y tuvo en sólo 80 segundos la primera oportunidad de convertir, cuando Toni se resbaló y no pudo alcanzar un pase muy ajustado de Klose. Tampoco los visitantes se escondieron a pesar del compacto sistema 4-2-3-1 y tuvieron una oportunidad gracias a Idrissou (2.), que pudo detener Kahn.


Los defensores del Bayern, los más peligrosos

Sólo 5 minutos después, tras un preciso tiro libre de Sosa, Demichelis falló por centímetros de cabeza y se perdió la posibilidad de abrir el marcador. Tras esa jugada, al partido le faltó espectacularidad. Los del Duisburgo defendieron bien en su propio campo e intentaron realizar esporádicos ataques que provocaron peligro. Los de Múnich se mantuvieron demasiado estáticos, como para lograr situaciones de riesgo ante la defensa del MSV.

Así continuó hasta el minuto 28, cuando un tiro de Van Bommel desde 20 metros provocó algo de peligro, pero que el portero visitante, Starke, atajó con seguridad. La mejor oportunidad para los bávaros la tuvo poco antes de la pausa Daniel van Buyten, quien desperdició un pase de tiro libre de Ribéry a poco metros de la portería. Todo quedó en un empate sin goles en los primeros 45 minutos, a pesar del claro dominio del Bayern.

El arco del Duisburgo, cerrado

Las cosas no cambiaron mucho para ambos equipos en la segunda etapa, en la que el Bayern siguió presionando. En el minuto 52, Van Buyten se perdió otra oportunidad por poco, tras un nuevo pase de Ribéry y 3 minutos más tarde, un gol de Martín Demichelis no fue reconocido por una legítima posición adelantada del argentino. Anteriormente, un taco de Toni no encontró destino gracias a una gran parada de Hacke.

Los bávaros continuaron atacando, pero no encontraban la última jugada que rompiera el empate. Tampoco, con tiros de larga distancia, como los de Ribéry (67./69.), fue posible arruinar la gran actuación de Starke en el arco del Duisburgo.

Ni con sangre nueva

Hitzfeld reaccionó y buscó cambiar el rumbo del partido con sangre fresca, haciendo entrar en la mitad del segundo tiempo a Willy Sagnol, Bastian Schweinsteiger y Lukas Podolski, en lugar de Lell, Zé Roberto y Toni. Podolski, con apenas un cabezazo (78.) tras un centro de Ribéry, fue de lo poco que aportó en los minutos que estuvo en el campo.

Dos minutos más tarde, el atacante del Duisburgo, Idrissou, vio tarjeta roja tras una acción contra Oliver Kahn. Aún con un hombre más el balón no encontraba el camino hacia el arco visitante. Filipescu casi marca en propia portería, un balón que se fue cerca del ángulo, tras un ataque del Bayern. Después fue Klose (85.), quien de cabeza se perdió por poco el 1:0 y más tarde Podolski, quien erró por centímetros desde unos once metros del arco.


Bayern Múnich-Duisburgo 0:0 (0:0)

Bayern Múnich: Kahn - Lell (70. Sagnol), van Buyten, Demichelis, Lahm - Sosa, van Bommel, Zé Roberto (71. Schweinsteiger), Ribéry - Toni (76. Podolski), Klose
Banquillo: Rensing, Ottl, Kroos, Schlaudraff

Duisburgo: Starke - Weber, Roque Junior (76. Filipescu), Schlicke (49. Fernando), Willi (37. Lamey) - Grlic, Tararache - Georgiev, Idrissou, Mokhtari - Lavric


Árbitro: Babak Rafati (Hannover)

Público: 69.000 (lleno total)

Tarjetas amarillas: 21 - 3 - 1; 78:27 Goles