presentada por
Menú
Sagnol y Van Bommel

Dos líderes llenos de garra

Aunque en este momento no sea temporada de playa, Marbella ofrece a sus visitantes también en pleno enero diferentes actividades turísticas. Ya sea en Puerto Banus, el conocido puerto de yates y punto de encuentro de los ricos y bellos de la meca andaluza, o el casco antiguo con su cantidad de restaurantes o en los campos de golf de los alrededores, en Marbella, se lleva muy bien esta época del año.

Hasta el próximo sábado, los jugadores del Bayern no tendrán muchas oportunidades de visitar la ciudad balnearia. El programa de entrenamiento está organizado de forma muy compacta. El martes por la mañana se aprovechó para realizar los test de condición física que habían quedado pendientes de días anteriores debido a fuertes lluvias: 11 esprints de 20 metros cada uno y una carrera de 8 minutos.

Los resultados anteriores mejorados

“Todos los jugadores superaron los resultados anteriores, es una buena señal”, informó Willy Sagnol después de la unidad que los hizo transpirar bastante. Tampoco después de la prueba se tomaron una pausa. El intensivo entrenamiento matutino terminó con cuatro partidos de cuatro minutos de 3 contra 3 y con descanso de un minuto. Algo que vale la pena, eso lo sabe bien cada uno, teniendo en cuenta los retos de la próxima vuelta.

“Tenemos que demostrar que somos el mejor equipo de Alemania”, opinó Sagnol, dejando de esta forma claro cuáles son los objetivos del Bayern: “El campeonato es el título más importante en esta temporada. No queremos ser campeones porque el Bremen pierda dos o tres partidos, sino porque nosotros los hayamos ganado todos”.

Sagnol quiere la Liga de campeones

Mark van Bommel comparte la opinión de su colega de equipo. “El título más importante es el campeonato, son 34 partidos, para lo que hay que ser bueno y mantener el nivel todo el año. Recién después nos concentraremos en Europa y después en la Copa Alemana”. Ambos líderes del Bayern están convencidos de que el equipo volverá al nivel del comienzo de la temporada tras una “muy buena preparación” (Van Bommel).

Pero Sagnol, quien después de una pausa de ocho meses se siente “tan contento como antes de mi lesión”, no sólo tiene en mente la victoria inmediata. “Una victoria en la Liga de campeones es para mí un gran objetivo”, dijo el defensor de 30 años, quien en la próxima temporada será el único jugador que quede en el club, del entonces victorioso plantel de Milán 2001. “Quiero volver a traer la copa a Munich, Para eso tengo sólo tres o cuatro años”.

Sin preocupaciones por Willy

Pero la concentración, a corto plazo, está puesta en ganar el 21º campeonato de liga alemán. Y para eso, según Sagnol y Van Bommel, están dadas las condiciones ideales, contando además con que no haya bajas por tiempo prolongado. “Con 22 jugadores sanos tenemos la posibilidad de jugar de forma constante. No veo ningún motivo por el que no salgamos campeones”, dijo Sagnol. Y Van Bommel opinó: “si alcanzamos nuestro nivel, debemos y vamos a ser campeones”

Ambos dan la futura titularidad de Sagnol por descontada. “Por Willy no me preocupo. Cuando está bien físicamente, es el mejor defensor derecho del mundo. Y está casi del todo recuperado”. Sagnol agregó: “El entrenador siempre dijo que mi suplencia no tuvo nada que ver con mis condiciones futbolísticas, sino con mi falta de entrenamiento”. Y en eso trabaja Sagnol en este momento. Es otra de las cosas que Marbella ofrece en enero 2008.