presentada por
Menú
Este sábado en la Allianz Arena

El Bayern choca con el 1860 Múnich

Es cierto que este sábado no habrán puntos de por medio, cuando el Bayern Múnich y el TSV 1860 Múnich se vean las caras en la edición número 203 del derbi muniqués, pero sí estará en juego el honor de ambos equipos. “Hasta ahora no hemos podido ganar contra el 1860 en la Allianz Arena. Ya es hora de lograr un triunfo”, dijo el director deportivo del Bayern Uli Hoeness.

El actual líder de la Bundesliga, ha perdido los últimos tres encuentros amistosos disputados contra su archirrival. Sobre todo el último, hace un año y medio, cuando el Bayern perdió 0:3 en la despedida del brasileño Giovane Elber, aún no ha sido olvidado. “Un derbi siempre es importante. Aún tenemos una cuenta pendiente con ellos. Sabemos muy bien lo importante que es este partido para nuestros seguidores”, afirmó Philipp Lahm, uno de tres jugadores bávaros nacidos en Múnich.

El derbi es el último examen

Lahm desea ganar a toda costa, para no tener que escuchar las burlas de los seguidores del 1860. “Haremos todo lo posible para ganar el partido”, dijo el jugador internacional alemán. “Si perdemos, tendremos que aguantar las burlas”, reconoció también Bastian Schweinsteiger. Por su parte, Hamit Altintop sabe perfectamente lo que es jugar un derbi, ya que con el Schalke 04 enfrentó en varias ocasiones al Borussia Dortmund. “No existe nada mejor que vencer a tu archirrival en un derbi”, dijo el jugador turco.

Pese a que el objetivo es sin duda lograr un triunfo, el Bayern está consciente de que debe cuidarse para los desafíos venideros. “En tres días enfrentamos al Wuppertal y en seis al Hansa Rostock. Queremos ganar, pero tenemos que dosificar las fuerzas“, dijo Willy Sagnol. “Tomamos este encuentro con mucha seriedad, pero igual no deja de ser un partido de preparación”, añadió el presidente de la junta directiva bávara Karl-Heinz Rummenigge.

El 1860 se entregará al máximo

Por su parte, Hoeness reconoció que el derbi será “una excelente oportunidad para ver cómo está el equipo”. “Enfrentar al 1860 será un buen examen para nosotros”, afirmó Oliver Kahn, quien disputará su último derbi muniqués. El portero del Bayern tiene muchos recuerdos de los duelos contra el 1860. “Siempre fueron buenos partidos, muy dramáticos y con mucha emoción”, dijo Kahn. “Estos partidos siempre son muy disputados, la rivalidad es muy grande”, sostuvo Schweinsteiger.

En el 1860 Múnich también privilegiarán el partido del próximo martes en la Copa DFB alemana contra el Alemannia Aachen. No obstante, su entrenador, Marco Kurz, aseguró que se entregarán al máximo. “El derbi es muy importante, pero nuestro principal objetivo es llegar bien al partido del martes en Aachen”, afirmó el director deportivo del 1860, Stefan Reuter.

El Bayern desea que el 1860 vuelva a primera

Lo más probable es que Kurz y Ottmar Hitzfeld harán muchos cambios en el entretiempo, para probar últimos detalles tácticos. “No tiene sentido jugar siempre con el mismo equipo”, anunció Hitzfeld hace un par de días. Para algunos jugadores, el derbi será una buena ocasión para poder demostrar sus cualidades y luchar por un puesto de titular. “Este partido será clave para ver quiénes serán los titulares las próximas semanas”, afirmó Hamit Altintop.

En el Bayern todos coinciden en que la próxima temporada les gustaría jugar un derbi muniqués en la Bundesliga. “Sería bonito que el 1860 subiera nuevamente a primera. Un derbi en la Allianz Arena, con los puntos de la Bundesliga en juego, sería algo fantástico“, sostuvo Kahn. Por su parte, Schweinsteiger dijo: “Espero que suban, para volver a jugar un derbi de verdad.“