presentada por
Menú
Repaso 2007, parte 3

El Bayern se aleja de sus rivales

El año futbolístico 2007: para el Bayern fueron 12 meses con muchas luces y sombras. Desde la frustrada clasificación para la Liga de Campeones, la renovación de jugadores en el equipo y la victoria parcial en la primera vuelta de la actual temporada, hasta la lamentable despedida de dos grandes jugadores y las preocupaciones por las lesiones en el equipo. fcbayern.de hace un repaso de un 2007 agitado

El gran repaso de 2007, parte 3

29 de junio de 2007: después de una pausa de 41días, un equipo renovado comienza la preparación para la temporada. Por vacaciones prolongadas, lesiones o partidos internacionales, Ottmar Hitzfeld sólo puede dar la bienvenida a 14 de los jugadores en el primer entrenamiento, entre ellos, tres de las ocho fichajes nuevos: Miroslav Klose, Hamit Altintop y José Ernesto Sosa. “Queremos volver a ser protagonistas en la Bundesliga y también en Europa”, apunta alto Hitzfeld antes “de una de las temporadas más interesantes de mi vida”.

28 de julio de 2007: dos semanas antes del comienzo de la Bundesliga, el Bayern se presenta en forma abrumadora. Con victorias ante Bremen (4:1), Stuttgart (2:0) y Schalke 04 (1:0), el equipo muniqués gana casi sin correr peligro, y por sexta vez, la Copa de Liga. El manager Uli Hoeness habla después de la victoria de una “muestra de presencia de cara a la temporada. Sabemos que estamos bien preparados”.

6 de agosto de 2007: el Bayern aprendería una semana después, en el comienzo de la Copa de Alemania ante el Wacker Burghauser, qué tan cerca está la victoria de la derrota. A pesar de la superioridad del equipo de Hitzfeld, el partido termina 1:1 tras 120 minutos, y se debe definir en penales. Con dos paradas, el capitán Oliver Kahn salva a su equipo de ser eliminado en la primera vuelta. “El partido de hoy nos ha demostrado, que debemos seguir trabajando muy intensamente”, dice Hitzfeld, “nada está servido, eso lo deben haber notado todos”.

11 de agosto de 2007: mucho menos relajado transcurre el comienzo de la nueva temporada de Bundesliga. El Hansa Rostock se vuelve a casa con un 3:0 tras goles de la nueva dupla atacante Luca Toni y Miroslav Klose (2), y el Bayern se coloca inmediatamente en la punta de la tabla. “No es más que un buen comienzo, por ser el primer partido. La combinación con Luca Toni funcionó muy bien. Espero que continúe así”, opina Klose.

15 de agosto de 2007: un trozo de historia viviente del Bayern dice adiós. Después de 15 años en el club y con 21 títulos ganados, Mehmet Scholl se retira definitivamente de los campos de juego. El Bayern pierde por 0:1 la nueva “Copa Franz-Beckenbauer” ante el Barcelona, pero la atención se la lleva Mehmet Scholl, quien es nombrado jugador de honor del club, como lo fue anteriormente Giovane Elber. “Esta era la despedida que merecía”, opina el “Kaiser” Franz Beckenbauer. Antes del partido también se despide oficialmente Roy Makaay en el Allianz Arena.

18 de agosto de 2007: una semana después del triunfo ante Rostock, el Bayern llama la atención al Werder Bremen. Con un 4:0, el equipo de Hitzfeld vence al de Thomas Schaaf y se perfila como favorito al título. Sobre todo, el nuevo integrante del Bayern, Franck Ribéry asombra a todos en este partido. “Verlo jugar es un placer”, dice Oliver Kahn. La alegría se empañaría con la lesión de Miroslav Klose, quien tras un duro ataque en la primera etapa, debe abandonar el campo en el entretiempo y es baja durante 14 días.

20 de septiembre de 2007: luego del 3:0 ante Hannover y dos empates 1:1 contra el Hamburgo y el vicecampeón Schalke 04, el Bayern también se posiciona como puntero en la Copa UEFA. En la clasificación de grupos, el conjunto bávaro vence por 1:0 al Belenenses de Lisboa en Munich, y dos semanas más tarde gana el partido de vuelta con un 2:0. “Hemos cumplido con nuestro deber y nos clasificamos en la fase de grupo”, analiza Hitzfeld los dos encuentros sin brillo ante los portugueses.

7 de octubre de 2007: ni el ascendido Karlsruhe (1:4), el Energie Cottbus (0:5), el Bayer Leverkusen (0:1) y el Nuernberg (0:4) pueden apagar la sed de victoria del Bayern. Tras 9 partidos, el equipo muniqués es líder invicto con cinco puntos de ventaja sobre el segundo, Karlsruhe. El balance de goles también es meritorio: 25 a favor, 3 en contra. Pero el gerente general Karl-Heinz Rummenigge advierte: “No hay que creer que ya hemos ganado. Nunca nadie fue campeón alemán en la novena fecha”.