presentada por
Menú
¡Vuelve el fútbol!

El Bayern se enfrenta al Wuppertal

2:1 contra el Augsburgo, 7:2 sobre la Selección Olímpica de China, 3:2 al Fortuna Dusseldorf y 1:1 contra el TSV 1860 Múnich. Esos fueron los resultados del Bayern Múnich, en los partidos amistosos disputados durante la pretemporada de invierno. Este martes, vuelve a rodar el balón en los octavos de final de la Copa DFB alemana y el conjunto bávaro se verá las caras con el Wuppertaler SV. “Se nota que el equipo está mentalizado en conseguir los objetivos que se ha trazado. Mañana queremos empezar la segunda vuelta de la temporada con un triunfo”, dijo Ottmar Hitzfeld.

“Al fin vuelve el fútbol“, se mostró contento Mark van Bommel, luego de 40 días de receso invernal. El Bayern jugará su primer partido oficial del año, precisamente en un estadio en el que no le ha ido bien hasta ahora. La Veltins-Arena de Gelsenkirchen. Desde su inauguración en el verano 2001, el conjunto bávaro no ha podido ganar nunca en el recinto deportivo del Schalke 04 (5 derrotas, 2 empates). Sin embargo, ahora contra el Wuppertal, que milita en la tercera división alemana, las posibilidades de obtener el primer triunfo son buenas.

Hay que tener paciencia

“Está claro que esperamos un triunfo“, afirmó Uli Hoeness. Por su parte, Van Bommel también confía en que lograrán quedarse con la victoria, pero sabe que no será fácil. “Tenemos que entregarnos al máximo para poder avanzar a la siguiente ronda”, dijo el jugador holandés. El partido disputado contra el Burghausen, en la primera ronda del mismo certamen, debería ser advertencia suficiente para el actual líder de la Bundesliga. En aquella ocasión, el Bayern apenas se impuso en los lanzamientos penales. “En Burghausen nos dimos cuenta de que no es fácil jugar contra un equipo de tercera división”, reconoció Van Bommel.

Al igual que en Burghausen o como sucedió recién contra el 1860 Múnich y el Dusseldorf, el Bayern deberá arreglárselas con un rival que estará motivado y luchará cada centímetro por el balón. “Seguramente nos encontraremos con un equipo muy defensivo. La clave será mantener la calma y tener paciencia para poder abrir esa defensa. Tenemos que mantener un ritmo de juego muy alto, para poder destapar las falencias del rival”, analizó Hitzfeld.

Sosa y Demichelis serían titulares

El entrenador bávaro reconoció que lo mejor sería poder marcar un gol temprano. “Nuestro objetivo es salir a atacar desde el primer minuto. Tenemos que ir al frente con mucha concentración y decisión”, aseguró Hitzfeld, quien ya tiene el equipo titular en mente. Al parecer, Willy Sagnol y José Ernesto Sosa habrían ganado la lucha por los puestos en el costado derecho del equipo. Quienes no podrán jugar el martes son Lukas Podolski (molestia en la espalda), Marcell Jansen (se recupera de lesión en el tobillo), Andreas Ottl (contractura en el muslo), Michael Rensing (lumbago), Breno y Stephan Fuerstner (ambos no fueron considerados por el técnico).

Aún existen dudas sobre cómo reaccionarán los jugadores del Wuppertal cuando salgan a la cancha y vean las tribunas repletas con 61.482 espectadores. El estadio del Wuppertal se encuentra actualmente en remodelación y la enorme cantidad de público, que llegará a la Veltins-Arena, podría poner nervioso al conjunto local. A Van Bommel no le preocupa lo que pueda suceder con el equipo rival y sólo espera que muchos hinchas bávaros vayan a alentar al equipo el martes. “Estoy seguro de que habrán muchos seguidores bávaros en el estadio. Ellos están en todas partes”, dijo el holandés.

El título en la mira

Mientras el Wuppertal se jugará la vida en el “partido del año” (así catalogó el presidente del club el partido de mañana), el Bayern espera iniciar con éxito su intento por sumar tres títulos esta temporada. Para eso será necesario seguir con vida en la Copa DFB. “Es el título que se puede ganar con mayor facilidad, porque son pocos partidos”, dijo Hitzfeld sobre esta tradicional competencia alemana.

Probables alineaciones:

Wuppertaler SV: Maly - Malura, Lorenzon, M. Stuckmann, Lejan - Jerat, Lintjens, Bölstler - Rietpietsch - Saglik, Damm

Bayern Múnich: Kahn - Sagnol, Lucio, Demichelis, Lahm - Sosa, Van Bommel, Zé Roberto, Ribéry - Klose, Toni

Banquillo: Dreher, Lell, Van Buyten, Altintop, Schweinsteiger, Kroos, Schlaudraff

Árbitro: Weiner (Giesen)