presentada por
Menú
Hay que seguir mejorando

El Bayern tuvo un tiempo bueno y otro malo

Los jugadores del Bayern ya habían desaparecido del estadio, el martes por la noche, mientras Uli Hoeness seguía en la zona mixta de la Veltins-Arena en Gelsenkirchen. El director deportivo bávaro, se quedó respondiendo las preguntas de los reporteros y firmando autógrafos. Hoeness se notaba feliz, por haber logrado, por primera vez, un triunfo en el estadio del Schalke 04.

Pero lo que más contento dejó al directivo bávaro, fueron los segundos 45 minutos del Bayern contra el Wuppertal. “En el segundo tiempo, nuestro equipo jugó así como nosotros nos imaginamos que debe jugar”, se mostró feliz Hoeness tras el triunfo 5:2. El actual líder de la Bundesliga, logró así la clasificación a los cuartos de final de la Copa DFB alemana y además inició de buena forma el año 2008.

Parecía un partido amistoso

En 45 minutos, el conjunto bávaro demostró contra el líder de la tercera división alemana, el enorme potencial que tiene como equipo. “El segundo tiempo fue casi perfecto. Realmente quedé fascinado con el rendimiento del equipo“, alabó Hoeness. Sin embargo, al conjunto bávaro no le resultó fácil encontrarle la manija al partido.

“En el primer tiempo estuvimos dormidos y no demostramos la actitud correcta. Ahora sabemos cómo tenemos que entrar a la cancha desde el primer minuto”, afirmó Oliver Kahn. “En la primera parte jugamos como si fuera un partido amistoso”, agregó Hoeness. Por su parte, Ottmar Hitzfeld también criticó el accionar de sus pupilos en la primera mitad del encuentro. “En el primer tiempo no jugamos como yo me lo imagino”, dijo el técnico bávaro.

Felicitaciones al Wuppertal

Y es cierto, el conjunto bávaro no jugó bien en los primeros 45 minutos. Pese a que Miroslav Klose (14., 27.), adelantó dos veces al Bayern, el Wuppertal logró empatar con goles de Tobias Damm (26.) y Mahir Saglik (29.). “Para nosotros no fue fácil ver cómo nos empataban dos veces”, reconoció Hitzfeld y al mismo tiempo alabó el rendimiento del rival: “El Wuppertal nos complicó muchísimo. Sobre todo en el primer tiempo.“

“Así como el Wuppertal jugó en la primera parte, muchos equipos hubiesen tenido problemas aquí. La verdad es que corrieron y lucharon mucho“, dijo Hoeness y enseguida agregó: “Ellos estaban muy motivados, disputaron todos los balones con mucha fuerza. Y nosotros estuvimos muy pasivos, sin ir al choque y en la defensa muy dormidos.”

El Bayern explotó en el segundo tiempo

Todo eso cambió en el segundo tiempo. Durante el descanso, el técnico analizó el partido y motivó a sus pupilos. “En el entretiempo me di cuenta que el equipo quería ganar el partido a toda costa”, sostuvo Hoeness y luego añadió: “Los jugadores se daban ánimo mutuamente en el vestuario.”

Y en el segundo tiempo, eso se vio reflejado en la cancha. Daniel van Buyten (50.) y Luca Toni (53.), adelantaron rápidamente al Bayern y a pocos minutos del final, Hamit Altintop (88.) cerró la goleada. “El equipo tuvo mucha personalidad y mantuvo la concentración hasta el final”, analizó Hitzfeld. “En la segunda parte, el Bayern jugó muy bien. El Wuppertal no tuvo ninguna posibilidad más“, añadió Hoeness.

Se viene el Rostock

Ahora, el conjunto bávaro espera mantener el buen rendimiento mostrado en el segundo tiempo de ayer. “Fue un buen inicio. Pero este viernes tenemos que jugar bien durante los 90 minutos”, dijo Philipp Lahm, haciendo referencia al duelo que el Bayern disputará con el Hansa Rostock, en el reinicio de la Bundesliga. “Fue muy importante haber jugado este partido, antes de enfrentar al Rostock”, dijo Kahn y enseguida agregó: “Nos quedó muy claro que tenemos que estar atentos desde el primer minuto.”

Resumiendo, el sufrido triunfo logrado sobre el Wuppertal, fue un buen examen antes de empezar la segunda vuelta de la Bundesliga. “Los 90 minutos de hoy, fueron muy buenos para nosotros. Ahora estamos preparados para la segunda parte de la temporada“, dijo finalmente Hoeness, antes de partir a casa.