presentada por
Menú
Cuatro bajas

El Bayern viaja a Dusseldorf sin Ribéry

Ottmar Hitzfeld había anunciado una sesión de entrenamiento “intensiva” para el lunes. No quiere “tener muchas consideraciones” ante el Fortuna Dusseldorf en el partido amistoso del martes, había avisado el entrenador. Y así fue. En el primer entrenamiento tras regresar de Marbella, los jugadores del Bayern tiraron de carros con peso, hicieron ejercicios de resistencia y escalaron una cuesta en velocidad. Desde lejos ya se los escuchaba jadear. Aunque mirando más de cerca se podía ver que no todo el equipo transpiraba.

Junto a Marcell Jansen (recuperándose de una lesión) faltaron también a la práctica matutina Franck Ribéry, Miroslav Klose, Lukas Podolski y Michael Rensing. El cuarteto llegó con algunas molestias de los entrenamientos intensivos de Marbella y no será tenido en cuenta para participar del partido de prueba en Dusseldorf. “Es mejor que no jueguen”, dijo el ayudante técnico Michael Enke y agregó que prefieren “esperar, antes de arriesgar”.

Ribéry no juega

Ribéry descartó su presencia en el LTU-Arena. El miércoles volvería a los entrenamientos, estimó el propio jugador francés, que como Miroslav Klose sufre una contractura en un de sus muslos. Podolski y Rensing, en cambio, están con problemas en la espalda. Por el contrario, Willy Sagnol (molestias en la rodilla) y Jan Schlaudraff (problemas musculares) superaron sus lesiones y entrenaron el lunes otra vez con el equipo. También Klose volvió a la tarde a las prácticas.

Por otra parte, Jansen continuó el lunes con su programa de rehabilitación. El lateral izquierdo, que fue operado por una lesión en los ligamentos de su tobillo derecho, completó una unidad de entrenamiento junto al preparador físico Thomas Wilhelmi, en la que pudo realizar pases, tiros libres y remates. A finales de este mes o principios de febrero, Jansen volverá a entrenar con sus compañeros.

Anteúltima prueba en Dusseldorf

Mientras el jugador de la selección alemana se prepara para su regreso, el equipo lo hace para su anteúltimo amistoso, previo a la segunda vuelta, el martes a la noche (19:30 hs) en Dusseldorf. Hitzeld no les dio descanso a sus jugadores antes del partido ante el Fortuna. Esto no significa que vayan a tomarse el encuentro a la ligera. “A pesar de la pretemporada, el Bayern no se puede permitir regalar un partido”, aclaró Henke. Los jugadores lo tienen claro: es una de las últimas oportunidades de conseguir la titularidad.