presentada por
Menú
Seis días intensivos

El Bayern ya se encuentra en Marbella

Con 30 minutos de retraso pero con toda la plantilla completa, el Bayern partió el domingo a la mañana al campo de entrenamiento de Marbella. Cuando el vuelo LH 5018 de Lufthansa despegó a las 11.15 hs del aeropuerto de Munich hacia el sur de España, Franck Ribéry también se encontraba a bordo. Tras el parto adelantado de su mujer, el francés había regresado el sábado a la noche para partir junto a sus compañeros a Marbella.

“Queremos aprovechar el stage de Marbella para preparar la segunda vuelta concentrados”, dijo el entrenador Ottmar Hitzfeld antes de viajar. “Nos esperan seis días intensivos con dos o tres unidades de entrenamientos diarias”, explicó ‘el General’, un día después de cumplir 59 años. “Todavía tenemos algunos puntos flacos que hay que erradicar”, agregó el técnico bávaro.

Al límite de la resistencia

Tras la primera semana de entrenamientos en Munich y los dos amistosos ante el Augsburg (2:1) y la selección olímpica china (7:2), Hitzfeld quiere comenzar con la próxima fase de la pretemporada invernal. “Vamos a ir al límite de la resistencia”, reveló el estratega y agregó que esta etapa “será mucho más exigente que la de la primera semana”.

“Para nosotros van a ser unos días muy importantes los de Marbella”, dijo también el lateral derecho Willy Sagnol, quien tras su largo período lesionado quiere volver a recuperar la titularidad. “Tenemos que trabajar mucho, ya que la temporada sigue hasta mayo y para algunos hasta junio”, destacó el jugador francés, que pretende además sentar las bases para poder estar este verano en la Eurocopa con su selección.

Nuevos conceptos ofensivos

Además de la condición física, estos días apuntan a otros conceptos. “Vamos a revisar todos los aspectos tácticos, desde lo defensivo, pasando por el mediocampo y el ataque“, contó Hitzfeld.

Aun cuando su equipo posee la mejor defensa de la liga con sólo ocho goles en contra (“Esa está realmente muy bien”), el bloque defensivo debe seguir evolucionando. Y en lo ofensivo quiere “incorporar algunos conceptos nuevos para encontrar medios para batir a rivales con defensas compactas, con las que no hay que perder la paciencia y lograr nuestro objetivo de marcar”. Además, se intentaría mejorar “aun más la situación actual”.

Ningún partido de prueba

Para poder disponer de todo el tiempo posible para entrenar, se canceló el encuentro amistoso con el Almería. “Me parece bien, así podemos entrenar una semana bien, sin que haya interrupciones por un partido”, consideró Mark Van Bommel, ya que eso hubiera significado además viajar unos 300 kilómetros hasta Almería en autobús. “Ocho horas en autobús no hubieran sido lo mejor“, dijo Hitzfeld.