presentada por
Menú
La lucha por la titularidad

Hitzfeld arma el equipo para la segunda vuelta

Tan sólo por una cuestión matemática existe una tensión lógica en las pretemporadas de los equipos de fútbol. La cantidad de jugadores (24 en el caso del Bayern) es mayor a la de los puestos disponibles en el campo de juego (11). El resultado es: la lucha por la titularidad. “En la pretemporada, todos tienen la esperanza de jugar”, sabe Ottmar Hitzfeld. El entrenador realizaría solamente cambios puntuales en el conjunto titular para el comienzo de la segunda vuelta. “Los jugadores que se ganaron el puesto en la primera ronda son los que formarán la base del equipo”, dijo el técnico en Marbella.

El poco tiempo de preparación parece ser una de las razones por las que Hitzfeld depositaría su confianza en el mismo equipo de la ida, explicó el entrenador. En lugar de casi seis semanas como en el verano, cuenta con poco más de tres semanas hasta el primer partido oficial. Es por eso que Hitzfeld prioriza “tener al equipo bien rodado lo antes posible, para poder incorporar rápidamente los nuevos dibujos tácticos”. En ese sentido, no habría muchas posibilidades para todos los jugadores. “Hay que concentrarse en la base del equipo”.

Competencia en la banda derecha

Aparentemente habrían sólo dos posiciones en duda: Willy Sagnol y Christian Lell luchan por el puesto de lateral derecho, mientras Bastian Schweinsteiger, José Ernesto Sosa y Hamit Altintop se disputan la titularidad en el mismo sector del mediocampo. El ataque, en cambio, está reservado para Miroslav Klose y Luca Toni. “Miro y Luca se entendieron muy bien en la primera vuelta. Vamos a contar seguro con ellos también para empezar la segunda ronda”, anunció Hitzfeld.

Para Lukas Podolski y Jan Schlaudraff habrá entonces un lugar en el banco de suplentes. El entrenador cree que Podolski se perdió “unos días muy valiosos” de la pretemporada invernal a causa de una gripe y que, por eso, el jugador de la selección alemana vendría un poco “retrasado en los entrenamientos”. Lo mismo para el nuevo jugador brasileño Breno, quien aún tendría que “acostumbrarse a la intensidad de los entrenamientos”, explicó el estratega de 59 años.

Faltan ocho días

En las pruebas físicas, el pulso de Breno parece acelerarse muy rápidamente, En los ejercicios de resistencia tiene aún mucho “trabajo que hacer” por lo visto, piensa el estratega. Así lo considera también Breno: “En Brasil se entrena solamente por las mañanas, aquí dos veces por día. Es claramente más exigente”, contó en Marbella. “Al principio no vamos a poder contar con él”, aclaró Hitzfeld.

Claro que todo esto sirve tanto para Breno y Podolski, como para todos los demás jugadores: nadie tiene aún la última palabra sobre quién será titular el 29 de enero en el partido por los octavos de final de la Copa Alemana ante el Wuppertal. Ocho días y dos amistoso quedan aún en el camino, para saber quiénes serán los once jugadores que saldrán a pelear para sumar los primeros tres puntos. Ahí volverán las matemáticas.