presentada por
Menú
Quiere los tres títulos

Kahn aspira a un final de carrera perfecto

A poco menos de dos semanas de comenzar la segunda vuelta de la Bundesliga, el capitán del Bayern, Oliver Kahn, está convencido de que su equipo ganará el campeonato y que sus 20 años de carrera profesional tendrán así un final perfecto. “Creo que jugaremos a un nivel más constante que en la primera vuelta y que así seremos campeones alemanes con cierta diferencia”, dijo el miércoles Kahn en el campo de entrenamiento de Marbella.

En el último de sus “más de 50 stage de entrenamiento“, en el que tuvo que hacer un día de pausa por una luxación de una vértebra cervical, asegura que no siente ningún tipo nostalgia. Al contrario: el tres veces mejor arquero del mundo ha puesto -según sus propias palabras- por última vez “el piloto automático”, que lo deberá llevar a un final de carrera exitoso a mediados de mayo: “Si todo sale bien y logramos rendir al máximo, no es irreal creer que podamos ganar los 3 títulos”.

Vivir aquí y ahora

En la recta final de su larga y exitosa carrera (hasta el próximo 17 de mayo, el arquero de 38 años tendrá la posibilidad de jugar como máximo 30 partidos oficiales), Kahn quiere apostar todo al éxito. Por eso pide insistentemente que se centre la atención en el presente, en vez de ocuparse tanto con el tema del futuro entrenador Jürgen Klinsmann.

“Es bueno que las cosas estén aclaradas. Pero no podemos permitir que se hable permanentemente del futuro. Sería una tontería. Vivimos aquí y ahora“, dijo Kahn, que para su despedida tiene un deseo muy especial: recibir una vez más la ensaladera del campeonato como capitán de Bayern. “En el verano tenemos que llega a la plaza del ayuntamiento de Munich con algo en las manos”.

Futuro abierto

Queda abierta la pregunta de lo que le deparará el futuro, luego de una carrera tan activa. Lo que es seguro es que el más experimentado de los jugadores del Bayern se retirará un poco del ambiente. “Pienso que primero vendrá un tiempo, en el que no tendré nada que ver con el fútbol. Tal vez para siempre”. Primero dijo necesitar tomar “cierta distancia” para poder bajar las revoluciones. Hay “tantas otras cosas en la vida, vienen tantas cosas interesantes. Son preguntas que responderé con tranquilidad“, dijo Kahn.

En su último medio año, quiere movilizar todo para poder retirarse con un final feliz. “Tuve muchos triunfos, muchas derrotas, muchas vivencias emotivas. Intentaré dar todo en los próximos meses y después: ya está”. Un puesto en el equipo de Klinsmann, por ejemplo como entrenador de arqueros, no es una opción para Kahn. “Creo que no se me necesita para eso”.

Último deseo: un gol

Junto a algún título, Kahn tiene al menos un sólo deseo más: quedar registrado como goleador en la lista, aunque más no sea para mejorar su “pobre estadística”.
“Tal vez en la última fecha contra el Hertha pueda marcar el 2:1 en el minuto 90 y así ganar el campeonato”, así pintó Kahn su deseo para inmediatamente después desecharlo: “Eso no significaría haber ganado el título con diferencia”.