presentada por
Menú
Sucederá a Hitzfeld

Klinsmann, el candidato más deseado

Cuando Jürgen Klinsmann ingresó a las 15:56 junto a la cúpula de la junta directiva, Karl-Heinz Rummenigge, Uli Hoeness y Karl Hopfner, a sala de prensa del Arabella Sheraton Grand Hotel Plaza, la sorpresa e incredulidad de los fans del Bayern se convirtió en algo concreto: el ex entrenador de la selección alemana será, a partir del 1 de julio de 2008, el sucesor de Ottmar Hitzfeld al frente del equipo más ganador del fútbol germano.

“Me alegro muchísimo y me siento honrado de poder ser el entrenador del Bayern“, dijo el ex goleador de 43 años ante 240 periodistas y 33 cámaras de TV de una rueda de prensa que fue convocada con muy pocas horas de anticipación. En la mañana del viernes, ambas partes resolvieron algunas diferencias en el contrato de dos años de duración. “Cuando Jürgen aterrizó en Munich ya estaba todo acordado”, informó muy satisfecho Uli Hoeness. Antes de lo que todos pensaban, ya está decidido el sucesor de Hitzfeld.

Rummenigge propuso a Klinsmann

Que Hoeness y sus colegas de la junta directiva se hayan decidido precisamente por Klinsmann, pareció en principio bastante sorpresivo. Los enfrentamientos verbales entre Klinsmann y los responsables del Bayern ya quedaron atrás. “Lo que no saben los medios es que mantuvimos contacto teléfonico antes y durante el mundial. El trato personal siempre fue bueno“, aseguró Hoeness. “Tanto Uli, como Karl-Heinz y Franz me dieron mucho apoyo durante mis dos años en la selección”, agregó Klinsmann.

„“Quiero dejar absolutamente en claro que Jürgen era nuestro candidato más deseado“, dijo Rummenigge. Después de que el 17 de diciembre Hitzfeld comunicara a los directivos que no seguiría en el club al terminar sui contrato al final de esta temporada, el presidente de la junta comenzó personalmente las negociaciones con Klinsmann, después de recibir la inmediata aprobación de sus colegas. “Kart-Heinz realizó el primer contacto telefónico”, contó Hoeness. Eso ocurrió unos pocos días antes de Navidad.

Klinsmann cumple con todos los criterios

“Cuando recibí la llamada, tomé rápidamente una decisión desde lo emocional”, dijo el futuro entrenador bávaro, que vio nacer a su hijo Jonathan en Munich, en su época de jugador del Bayern (1995-97). “Tardó sólo una noche en tomar la decisión y al otro día ya estaba eufórico”, dijo Hoeness. En las vacaciones navideñas, los representantes de ambas partes le dieron forma al contrato y, según Hoeness, el sucesor de Hitzfeld se comunicaba en todo momento para “llevar las cosas a buen puerto”. El viernes ya era un hecho: “Nos alegramos mucho del trabajo en conjunto que vamos a realizar”, destacó Rummenigge.

Las razones de la elección, las explica Hoeness: “Buscamos un hombre que sea progresivo, que le guste el buen juego y que pueda trabajar con jugadores jóvenes. Jürgen cumple con todos esos requisitos. Me alegra mucho poder contar con un adelantado, un hombre que busca nuevos caminos”.

Klinsmann busca un cuerpo técnico propio

Beckenbauer describió la decisión por Klinsmann como “inteligente y bien pensada”, y recordó como el ex goleador de clase mundial terminó con “viejos métodos” a la hora de debutar como entrenador nacional. “Estas técnicas modernas fueron imitadas después por muchos colegas. Este proceso continuará ahora en el Bayern”, dijo el Kaiser.

“Me alegra poder seguir aquí con el trabajo que inicié en la selección”, explicó Klinsmann y anunció que en los próximos meses se ocupará de formar su cuerpo técnico. “Será un equipo con integrantes internacionales, en parte de Estados Unidos. Esto creará una atmósfera energética de la que los jugadores gozarán”. Su filosofía de entrenamiento estaría clara: “Trabajaremos cada día para que cada jugador mejore individualmente y así lograr que mejore el equipo”.

Klinsmann políglota

Los jugadores también se ilusionan con la llegada de Klinsmann. “Estamos contento de que vaya a ser nuestro entrenador”, dijo el goleador nacional Miroslav Klose. “Me alegro de poder reencontrarme con aquellos con los que ya trabajé en la selección. Es fascinante poder trabajar con jugadores de tanto nivel”, contestó Klinsmann. Gracias a sus conocimientos de idioma (inglés, francés, italiano y desde hace poco, español) va a poder comunicarse mejor en un equipo multilingual.

Que Klinsmann es el entrenador ideal para el equipo bávaro no cabe ninguna duda. “Cuando alguien toma las riendas de un equipo nacional que en el 2004 estaba por el piso y logra sacarlo adelante como él lo hizo, entonces puedo lograr lo que quiera también en el Bayern”, está convencido Hoeness. Y Klinsmann agrega: “Aprendí a sobrellevar muchas situaciones de estrés durante mi época como entrenador nacional. Las expectativas en el Bayern son muy grandes. Pero estoy preparado para ello”.