presentada por
Menú
Camiseta número 35

Primer entrenamiento del brasileño Breno

El primer día de trabajo después de la pausa invernal comenzó con una doblre tarea para Zé Roberto. El centrocampista del Bayern demostró sus habilidades no sólo en los entrenamientos matutinos y vespertinos del lunes, sino fuera del campo. El brasileño de 33 años fue el traductor de su compatriota y nuevo integrante del Bayern, Breno Vinicius Borges, en su primera práctica en el conjunto bávaro. Breno, como se lo conoce, llegó a Munich en el mercado invernal, proveniente del campeón carioca Sao Paulo.

“Tuve una muy buena impresión”, dijo el defensor de 18 años sobre Zé Roberto en la conferencia de prensa. Ya antes del entrenamiento, Zé lo acompañó en una larga charla que mantuvo con el entrenador Ottmar Hitzfeld y le transmitió la filosofía del Bayern.

Imágenes imponentes

“Breno es un jugador joven que se encuentra por primera vez en Europa en un club grande, y eso se nota”, dijo Hitzfeld, quien después de un primer entrenamiento no pudo decir mucho del talentoso defensor. “Tengo que conocerlo bien y ver cómo defiende ante jugadores como Miroslav Klose o Luca Toni. Ahí se verá qué tipo de jugador es”.

Las imágenes de vídeo de Bruno en el Sao Pablo fueron consideradas por Hitzfeld como “muy imponentes en lo que respecta a la posición en el juego, su habilidad con los cabezazos y su manera de defender”. Por lo que se atrevió a pronosticar: “Estoy seguro de que será un gran jugador. El Bayern tendrá muchas satisfacciones con él”.

Brasileño, con mentalidad ganadora

El lunes, el brasileño tampoco se preocupó por el clima invernal. A pesar de las lluvias ininterrumpidas y las temperaturas rondando los cero grados, Breno no utilizó ni gorro ni guantes. “El frío no es tan terrible, no tengo tantos problemas con el clima“, aseguró. Y su padre agregó, casi fuera de lo común para un brasileño: “preferimos que no haga tanto calor”.

De esta forma, lo único que queda es una pequeña molestia que aqueja a Breno desde finales de la temporada pasada en Brasil y por lo que tuvo que terminar el entrenamiento de la mañana un poco antes que sus compañeros. Pero esto no aminora sus expectativas: “Quiero adaptarme rápido para pelear un lugar en el equipo, ganar títulos y ser exitoso”. Un brasileño con mentalidad ganadora: ¡Bienvenido al Bayern!