presentada por
Menú
Kahn: 'Se lo merece'

Rensing se alegra de suceder a Kahn

La pretemporada de invierno del Bayern en Marbella no es poca cosa para Michael Rensing. Mientras su capitán, compañero, e incluso competidor en el puesto de arquero del Bayern, Oliver Kahn, realiza su último “de quizás más de 50 stage”, para Rensing significa la última vez que lo hará como arquero suplente.

Cuando Kahn, de 38 años, finalice su carrera en verano después de 20 años y más de 500 partidos en la Bundesliga, Rensing (casi 15 años más joven) pasará a ocupar el lugar del 3 veces mejor arquero del mundo y a ser el número uno del equipo bávaro. “Seguro que estoy contento”, confirmó Rensing el jueves en conversación con fcbayern.de sobre su próximo “ascenso”.

Gran evolución

“Ya está preparado. Se ha ganado la oportunidad y hay que dársela”, había dicho Kahn el día anterior sobre su designado sucesor. Rensing ha tenido en los últimos años “una muy buena evolución” y se encuentra ahora en el “punto exacto para demostrar qué es capaz de aportar a un club como el Bayern”.

Kahn también hizo énfasis en que el rol del número uno en el Bayern es también “una gran tarea y una situación de mucha presión para un hombre joven”. Por eso habría que darle la oportunidad de “cometer errores”. Por otro lado, Rensing ya ha demostrado en “muchos partidos, que está capacitado y que se puede confiar en él”.

Absoluta confianza

Así lo cree también el manager del equipo, Uli Hoeness, quien hace tiempo le viene demostrando su entera confianza y asegurándole al portero de 23 años que sería “sin peros” el sucesor de Kahn bajo los palos. Parece que incluso el próximo entrenador, Jürgen Klinsmann tiene al joven portero “entre sus planes”, según Hoeness.

“Por supuesto que me alegra tener tanto respaldo del club”, dijo Rensing, que siente que su última pretemporada como segundo arquero no es “nada distinta” a las anteriores. “Me entreno siempre como si fuera a ser titular”. También lo enorgullece saber que Klinsmann quiere contar con él. “Es partidario del juego activo de los porteros, eso me gusta”, opinó Rensing.

Aprendió mucho de Kahn

Durante los últimos meses “a la sombra” de Oliver Kahn, Rensing (18 partidos de Bundesliga, 4 de copa europea, ninguna derrota) tiene pensado seguir aprendiendo mucho del capitán. “Hemos entrenado cinco años juntos al más alto nivel. Está claro que pude observar mucho de él”, dijo Rensing, quien con el correr del tiempo logró una “cada vez” mejor relación personal con Kahn. “Bromeamos mucho, pero también tenemos respeto el uno por el otro”.


Su gran paso a la titularidad no lo desvela. “O se tiene la calidad, o no”, opinó, seguro de si mismo. Todavía no se sabe quien ocupará el lugar que dejará él como segundo arquero. Además del joven de 19 años, Thomas Kraft, que se desempeña en el equipo regional del Bayern, podría llegar un tercer arquero de más experiencia. “Tiene que ser alguien que no esté reclamando el puesto en cada oportunidad que los jóvenes cometan