presentada por
Menú
Quieren festejar títulos

Ribéry y Van Buyten con las pilas recargadas

La relación entre Franck Ribéry y Daniel van Buyten es muy especial. Desde el día que el “mejor jugador del año” francés llegó al Bayern, el belga estuvo a su lado para ayudarlo y se ha convertido en su persona de confianza y amigo.

Pareciera que hasta comparten los estados gripales, ya que ambos tuvieron que hacer una pausa al comienzo de la preparación para la segunda vuelta por este motivo. Después, el martes pasado, Ribéry tuvo que irse repentinamente a su hogar, Boulogne-sur-mer, donde su mujer Wahiba dio a luz a su segunda hija Shahinez.

Las pilas están recargadas

Pero ahora, ya los dos se reintegraron a los entrenamientos del equipo y rebozan de energías en el campo de Marbella. “La pausa nos hizo bien, era importante poder relajarse un poco. Ahora me siento bien como para dar todo”, dijo contento Ribéry sobre el trabajo intensivo en el sur español y sobre la próxima vuelta.

“Las baterías están cargadas“, acotó Van Buyten, quien para la segunda vuelta se ha propuesto dos cosas: “Jugar tanto como sea posible y buscar títulos”. En la primera vuelta, Van Buyten jugó en sólo seis partidos de la Bundesliga, debido a que los defensores Martín Demichelis y Lucio ocuparon bien sus puestos. Y el belga sabe que también en la próxima vuelta será difícil pelearles un lugar.

Ribéry quiere mantener su estilo de juego

“Soy profesional y siempre espero poder jugar. Cada día doy lo mejor y ya se verá”, dijo el belga. Teniendo en cuenta la cantidad de partidos de los próximos meses, Van Buyten puede llegar a ocupar un papel importante en el Bayern, ya que el nuevo integrante del equipo Breno, todavía necesitará algún tiempo para aclimatarse.

Ribéry, quien junto a Diego (Werder Bremen) y Rafael van der Vaart (Hamburgo) fue de los más destacados en la primera vuelta, en cambio, no tiene que preocuparse por ser titular. A pesar de que los jugadores de los otros equipos en la Bundesliga se preparen cada vez más para contrarrestar su juego, el francés quiere seguir con su espectacular estilo de gambeta y velocidad.

Hay que transpirar la camiseta

“No voy a cambiar mi estilo de juego, continuaré siendo impredecible“, anticipó el francés en una conversación con la prensa en el cuartel del equipo “Westin La Quinta”. A preguntas como si no debería ahorrar fuerzas y no correr tanto hacia abajo contestó de forma despectiva: “Necesito hacerlo, soy así. Cuando estoy en el campo, la camiseta tiene que empaparse y debo tener la sensación de que he dado todo”.

En la lucha por el título el subcampeón del mundo ve a su equipo en mejor posición de salida que los rivales. “Tenemos un equipo grande, la calidad del grupo nos juega a favor”. A diferencia de la primera vuelta, no deberíamos perder puntos como locales”, creo que así lograríamos el campeonato. Seguramente, de ser así, Franck Ribéry y Daniel van Buyten se pararán uno al lado del otro en el balcón del ayuntamiento de Munich.