presentada por
Menú
Le tapó la boca a los críticos

Bastian Schweinsteiger respondió en la cancha

Para Ottmar Hitzfeld no fue una sorpresa la buena actuación de Bastian Schweinsteiger. Después del partido contra el Bremen, el técnico bávaro ya había dicho que "Bastian es un jugador que necesita un poco más de partidos para encontrar su mejor nivel de juego". Una semana y 180 minutos de juego después, el jugador de 23 años confirmó lo dicho por su entrenador. En el triunfo 3:0 sobre el Hannover, Schweinsteiger fue una de las figuras del partido.

Uli Hoeness alabó el rendimiento del joven jugador internacional alemán. "Normalmente no hablo en público del rendimiento de los jugadores, pero después de todas las críticas que recibió en los últimos días, me parece que hoy Bastian fue el mejor jugador de la cancha", dijo el director deportivo bávaro. Y eso que Luca Toni marcó tres goles.

Dos asistencias

Schweinsteiger no sólo destacó por las dos asistencias que le dio a Luca Toni (minuto 64 y 82) en el segundo y tercer gol bávaro, sino también porque participó mucho del juego y fue un constante factor de peligro para la defensa rival. Además, en el primer gol del Bayern (minuto 58), Schweini inició la jugada con un medido centro.

Tras un largo bajón futbolístico, Schweinsteiger parece haber recuperado su buen nivel de juego en Hanóver. Según Hitzfeld, el número 31 del Bayern ya había hecho un buen partido contra el Aberdeen en Escocia. "Me parece que contra el Aberdeen también jugó bien y la prensa no estuvo bien al criticarlo. Ganó muchos balones divididos y se notó que estaba muy concentrado", dijo el técnico bávaro.

Juega distinto a Ribéry

En Hanóver quedó claro que, a pesar de que juegan en la misma posición, Schweinsteiger y Franck Ribéry son dos tipos de jugadores muy diferentes. "A Franck le gusta mucho encarar a los rivales y regatear. Él se siente bien cuando juega abierto por las puntas. Bastian se siente mejor en el centro. Su juego se basa más en tratar de armar las jugadas, hacer cambios de frente, dar el pase final y a veces también hacer la pausa en el mediocampo", sostuvo Hitzfeld.

El domingo, Schweini demostró todas esas cualidades, pero no quiso hablar al respecto. "Yo no hablo sobre mi rendimiento. Para eso están ustedes", dijo el mediocampista bávaro y enseguida agregó: "Me ayudó mucho sentir el apoyo del entrenador. Yo sólo quiero aportar mi granito de arena para que el club tenga éxito."

Schweini le tapó la boca a los críticos

En las últimas semanas, Schweinsteiger tuvo que soportar muchas críticas por parte de la prensa. Y según confirmó el jugador internacional alemán, muchas de ellas "no fueron adecuadas". "Se escribieron muchas cosas que no son verdad. Yo trato de ignorarlas. A mí lo único que me importa es lo que dice el entrenador y mis compañeros", aseguró Schweini el lunes.