presentada por
Menú
Vengar la derrota del 2007

El Bayern piensa en el derbi ante el Núremberg

Como ha pasado el tiempo. Hace casi 14 meses, Ottmar Hitzfeld regresó a la banca del Bayern Múnich, después de estar dos años y medio alejado del fútbol. Y su primer partido en aquel entonces fue como visitante contra el Núremberg. Este fin de semana, el conjunto bávaro volverá a visitar al Núremberg, en lo que será una nueva versión del derbi de Baviera.

Pero esta vez la historia es muy distinta a la de hace un año. "Sabía que la tarea sería difícil, pero nunca pensé que tanto", comentaba Hitzfeld después del partido en Núremberg. El conjunto bávaro caía derrotado por 3:0 y la clasificación a la Liga de Campeones se empezaba a complicar.

El Bayern arriba, el Núremberg abajo

"Este partido ha sido un desastre. Hemos hecho el ridículo. Ahora sé que nos espera mucho trabajo", agregaba Hitzfeld. El técnico bávaro recuerda que tras la estrepitosa derrota en Núremberg, se dio cuenta de que al equipo le faltaba de todo. Sobre todo confianza, tranquilidad en la defensa y creatividad en el mediocampo.

14 meses después, la historia es completamente diferente. La plantilla del Bayern fue casi totalmente renovada en el verano y tras 25 jornadas lidera con absoluta tranquilidad la tabla de posiciones de la Bundesliga. Además, tiene opción de ganar la Copa UEFA y la Copa DFB alemana. Por su parte, el Núremberg, que el año pasado ganó la Copa DFB alemana, ahora está realizando una pésima campaña y actualmente se encuentra muy comprometido con el descenso.

No habrá ayuda

"Si jugamos como lo hicimos contra el Leverkusen, no hay ningún equipo en Alemania que nos pueda ganar", se mostró optimista Uli Hoeness, tras el último triunfo bávaro. Tanto el director deportivo, como el director técnico están convencidos de que esta vez el Bayern no perderá en Núremberg. "Si el equipo aprendió la lección de Cottbus, creo que no volveremos a perder en Núremberg", dijo Hitzfeld.

El segundo equipo más importante de Baviera, después del Bayern, debe sumar puntos urgentemente para lograr mantener la categoría. Actualmente se ubican en el lugar número 17 y con sólo 19 puntos. "El Núremberg ha tenido suficientes oportunidades para sumar puntos. Nosotros no podemos darles una mano en la lucha por el descenso. Queremos ser campeones y para eso necesitamos sumar puntos", dijo Hoeness, pero enseguida reconoció: "Si el Núremberg llega a descender, será lamentable y yo estaré muy triste."