presentada por
Menú
En Anderlecht

El Bayern quiere acercarse a cuartos de final

Primer triunfo en la Allianz Arena contra el 1860 Múnich y primera victoria en el estadio Veltins Arena del Schalke. Con un triunfo ante el Anderlecht, este jueves, en los octavos de final de la Copa UEFA, el Bayern de Múnich quiere finalizar una semana realmente redonda. "Haremos todo lo posible por ganar", dijo Ottmar Hitzfeld, el miércoles por la tarde, antes de emprender el vuelo a Bruselas.

Pese a que el principal objetivo del Bayern es sin duda lograr los tres puntos, Uli Hoeness aseguró que "un empate o una derrota estrecha tampoco será un mal resultado". Según Bastian Schweinsteiger, lo más importante es "no recibir goles en contra".

El Burdeos quedó en el camino

En el Bayern todos coincidieron en que el partido contra el Anderlecht no será fácil. "Es un rival muy peligroso", dijo Philipp Lahm. Por su parte, Hitzfeld también reconoció que el equipo belga, donde juegan varios conocidos de la Bundesliga, entre ellos Bart Goor (Hertha Berlín) y Jan Polak (Núremberg), es un "rival muy incómodo". "El Anderlecht tiene mucha experiencia internacional. Por algo eliminaron al Burdeos. Tenemos que tener mucho cuidado", advirtió el técnico bávaro.

El Anderlecht eliminó al sublíder de la liga francesa en los dieciseisavos de final. Además, el actual campeón belga sólo ha perdido uno de sus últimos 13 partidos oficiales, por lo que en Múnich están advertidos. "La verdad es que están pasando por un muy buen momento", afirmó Daniel van Buyten en diálogo con fcbayern.de

Van Buyten el 'espía'

Hitzfeld sabe que el Anderlecht juega con tres delanteros y su principal característica en el ataque es la velocidad y el buen trato del balón. En la defensa, el equipo de Ariel Jacobs suele ser muy organizado. "Tenemos que ser pacientes", sostuvo Hitzfeld, quien se informará de los últimos detalles del conjunto belga, el mismo día del partido. El técnico bávaro analizará, junto a Van Buyten, las últimas noticias en la prensa belga.

En el Bayern están conscientes de que jugar de visita contra el Anderlecht no es fácil. Los últimos partidos disputados, en el estadio Constant Vanden Stock de Anderlecht, finalizaron 1:4, 0:2, 2:2 y 1:1. Schweinsteiger aún recuerda el último enfrentamiento entre ambos equipos, en la fase grupal de la Liga de Campeones 2003/04. "Recuerdo perfectamente que el público apoyaba mucho a su equipo", dijo el mediocampista bávaro.

Ausencias importantes

No obstante, el conjunto bávaro viajó confiado a Bélgica. "Respetamos al rival, pero por ningún motivo le tenemos miedo", aclaró Schweinsteiger y a su vez destacó que espera lograr el primer triunfo del Bayern en Anderlecht. Pese a las ausencias de jugadores importantes como Oliver Kahn, Zé Roberto y Lucio, los bávaros están optimistas. "Nosotros somos el Bayern Múnich y sólo tenemos que concentrarnos en cumplir nuestro objetivo", afirmó motivado Michael Rensing.