presentada por
Menú
26ta jornada de la Bundesliga

El Bayern visita a un necesitado Núremberg

Unos pelean por el título, los otros por salvarse del descenso. Antes de la versión número 50 del derbi de Baviera, entre el 1. FC Núremberg y el Bayern de Múnich, la situación de ambos clubes no podría ser más diferente. Mientras el Bayern es el líder absoluto de la Bundesliga, con siete puntos de ventaja sobre su más cercano perseguidor Hamburgo, el Núremberg ocupa actualmente el penúltimo lugar y está a dos puntos de salvarse del descenso.

“Sabemos que el Núremberg está luchando por mantenerse en la categoría“, dijo Ottmar Hitzfeld. El partido del sábado será muy especial para el director técnico bávaro, ya que hace 14 meses, cuando celebró su regreso a la banca del Bayern, el Núremberg le propinó una dolorosa goleada 3:0. “Ahora espero poder cobrar la revancha. Supongo que esta vez no sucederá lo mismo“, afirmó Hitzfeld.

Ganar fuera de casa

El estratega bávaro le exigió a sus pupilos que demuestren una reacción, tras la última derrota sufrida fuera de casa ante el Cottbus. “Esta es una oportunidad para rehabilitarnos de la derrota en Cottbus. Espero que los jugadores hayan aprendido la lección de aquel partido”, sostuvo Hitzfeld y al mismo tiempo se mostró esperanzado de que el equipo pueda repetir las últimas buenas actuaciones contra el Wolfsburgo y el Leverkusen.

No obstante, el entrenador bávaro sabe que el partido del sábado será muy distinto al disputado hace una semana contra el Leverkusen. “El Núremberg correrá y luchará cada balón como si fuera el último. Nos presionarán mucho. Por eso debemos entregarnos al máximo y disputar los balones divididos con agresividad“, dijo Hitzfeld y enseguida agregó: “Nuestro objetivo es ganar en Núremberg.”

El Núremberg necesita los puntos

Pese al mal momento que atraviesa el Núremberg, en el Bayern no se confían. “El Núremberg es un equipo con mucho potencial. Por algo ganaron el año pasado la Copa DFB alemana y clasificaron a la Copa UEFA”, advirtió Hitzfeld y luego añadió. “Para mí el Núremberg no es un candidato a perder la categoría. Tienen muy buenos jugadores en el ataque. Nuestra defensa tendrá mucho trabajo el sábado.”

Sin embargo, el técnico bávaro reconoció que el Núremberg tiene problemas en la defensa. “Tenemos que aprovechar los espacios que dejan atrás y jugar rápidamente hacia adelante”, dijo el DT y a su vez afirmó: “Espero que el Núremberg también juegue hacia adelante y no se repliegue en su propio campo. Pienso que será un buen partido.”

La ventaja no es suficiente

En el Bayern aseguran que no le ayudarán al Núremberg, pese a la delicada situación en la que se encuentra el conjunto bávaro vecino. Tras la última derrota fuera de casa en Cottbus, el líder de la Bundesliga está advertido y sabe que deberá tomarse muy en serio el compromiso. “Siete puntos de ventaja no son suficientes. No podemos volver a perder contra un equipo que está en zona de descenso”, afirmó Hitzfeld.

En Núremberg, el técnico bávaro no podrá contar con la presencia de Hamit Altintop (fractura del metatarsiano), Willy Sagnol (problema en la nuca) y el suspendido Mark van Bommel. Además, el juvenil Toni Kroos se quedó en Múnich para reforzar al equipo filial del Bayern. Por su parte, Marcell Jansen y Martín Demichelis, quienes habían regresado algo golpeados de sus respectivas selecciones, están recuperados y listos para jugar el sábado.