presentada por
Menú
Falta mucho campeonato

En el Bayern aún no se sienten campeones

Fue en el minuto 67, cuando todo el público presente en la Allianz Arena, se levantó de sus asientos y empezó a corear el conocido cántico que dice: "¡Sólo el Bayern será campeón de Alemania!". En la cancha, el conjunto bávaro recién había marcado el 2:0 sobre el Karlsruhe y en Stuttgart el Bremen recibía dos goles en un minuto. En ese momento, los seguidores bávaros le dieron rienda suelta a su enorme alegría.

Sin duda, la jornada número 23 de la Bundesliga fue muy positiva para el Bayern. "La verdad es que estábamos muy atentos a todo lo que sucedía en Stuttgart", dijo Ottmar Hitzfeld haciendo referencia al triunfo del actual campeón alemán por 6:3 sobre el Werder Bremen. Gracias a la victoria 2:0 sobre el Karlsruhe, el conjunto bávaro alargó la ventaja en el liderato a siete puntos. "Fue una tarde muy agradable", afirmó Uli Hoeness.

Aún hay 33 puntos en disputa

Pese a la enorme ventaja que tiene en la tabla de posiciones, en el Bayern aún no se sienten campeones. "Es cierto que la ventaja es tranquilizadora, pero aún no está definido el campeonato. El Bremen y el Hamburgo aún tienen opciones de ser campeón", afirmó Hitzfeld queriendo frenar un poco la euforia. "A pesar de que aún no hay nada definido, pienso que tenemos una buena ventaja sobre el segundo clasificado", agregó Hoeness.

Oliver Kahn también opinó lo mismo, pero a su vez se mostró cauteloso. "Ya he vivido muchas cosas en mi carrera, he disputado muchos títulos y sé que aún falta mucho. En once partidos pueden pasar muchas cosas", dijo el capitán del Bayern y enseguida agregó: "Aún hay 33 puntos en disputa y no son pocos los equipos que han desperdiciado una ventaja como la nuestra."

Kahn confía en el equipo

Pese a las advertencias, Kahn no cree que el Bayern vaya a dejar escapar esta gran oportunidad que tiene de ser campeón. "La solidez con la que estamos jugando actualmente me tiene muy tranquilo y no siento que podamos fallar", dijo el portero bávaro. La buena actuación del equipo contra el Karlsruhe, confirma los buenos presagios del guardameta alemán. Sin brillar, pero con una enorme solidez, el conjunto bávaro logró su primer triunfo de local, en lo que va de la segunda vuelta de la Bundesliga.

"El partido de hoy no fue perfecto, pero si quieres ser campeón es importante ganar este tipo de encuentros", sostuvo Hoeness. Luca Toni (41.) con un verdadero golazo y el nuevamente extraordinario Franck Ribéry (64.), le aseguraron tres importantes puntos al Bayern. "Los últimos partidos de local no habíamos jugado mal, pero ahora marcamos los goles", aseguró Kahn, quien también destacó la labor de la defensa.

El Bayern tiene una gran plantilla

En todo el partido, el Karlsruhe no tuvo una sola ocasión clara de gol. "El equipo está jugando con mucha confianza, solidez y tranquilidad", alabó Hoeness. Pese a que apenas habían pasado 48 horas desde el triunfo en Anderlecht, el Bayern respondió con creces en la cancha y en ningún momento hubo dudas de quién sería el ganador. "El Karlsruhe nos puso la tarea muy difícil. Tuvimos que correr mucho. Si hubiese jugado el mismo equipo que jugó en Bélgica, seguramente no hubiésemos ganado", afirmó Hitzfeld, quien nuevamente realizó seis cambios en el once estelar.

Al final, no sólo la calidad de Ribéry y Toni podrían ser claves en la obtención del 21er título en la Bundesliga, sino también el hecho de tener una plantilla grande. "Esa es nuestra principal ventaja", dijo Kahn haciendo referencia a que todos los jugadores bávaros rinden cuando entran a la cancha. Por su parte, Miroslav Klose dijo: "Nuestro principal rival somos nosotros mismos."