presentada por
Menú
Preparados para Berlín

El Bayern está a dos triunfos de lograr el título

“Seremos campeones de Alemania”, dijo Uli Hoeness convencido, tras el triunfo del Bayern 3:1 en el campo del Eintracht Frankfurt, el miércoles por la noche. El director deportivo bávaro contestó las preguntas de la prensa con absoluta calma y relajo, en la zona mixta del estadio “Commerzbank-Arena” de Frankfurt. A cinco jornadas del final de la Bundesliga, el conjunto bávaro tiene diez puntos de ventaja sobre el Werder Bremen y prácticamente ya tiene el título de campeón en el bolsillo.

Por lo mismo, ahora la atención se concentra absolutamente en la final de la Copa DFB alemana de este sábado. “Ahora nos podemos concentrar mejor en la final de la Copa DFB y la Copa UEFA. El equipo está pasando por un gran momento y da gusto verlo jugar“, alabó Hoeness. A tres días del duelo con el Dortmund, en el estadio olímpico de Berlín, el Bayern hizo un buen partido y aprobó el último examen en Frankfurt.

Luca Toni no falla

Tras un regular comienzo, el Bayern empezó perdiendo luego del gol de Benjamin Koehler en el minuto 29. Sin embargo, en la segunda parte, el conjunto bávaro mejoró ostensiblemente y gracias a los goles de Daniel van Buyten (60.) y Luca Toni (74./85.), rescató tres importantes puntos como visitante. Es más, para el Bayern fue apenas el octavo triunfo en 38 partidos disputados en Frankfurt.

Sin duda la figura del encuentro fue una vez más Luca Toni. En una semana, el delantero italiano logró su tercer doblete consecutivo. Toni es el máximo goleador de la Bundesliga con 20 tantos, cinco más que el segundo clasificado Mario Gómez. “Si el Frankfurt hubiese tenido a Luca Toni, seguramente ellos habrían ganado”, dijo Hitzfeld después del partido.

Suerte en el travesaño de Fenin

El técnico bávaro reconoció que el Bayern tuvo mucha suerte porque el Frankfurt no fue capaz de marcar el 2:0. Primero Amanatidis se perdió un gol cantado tras una serie de rebotes en el área bávara y luego Michael Rensing desvió un disparo de Martin Fenin al travesaño. “Ese fue un momento clave en el partido. Dos veces tuvimos la oportunidad de marcar el 2:0 y no lo hicimos”, lamentó el técnico del Frankfurt Friedhelm Funkel.

En el segundo tiempo, ambos equipos protagonizaron un excelente partido. “En el primer tiempo el partido fue muy táctico, pero en el segundo hubo mucho más ritmo de juego y ocasiones de gol en ambas porterías”, analizó Hitzfeld. “El equipo no quería hacer el ridículo aquí y en el descanso los jugadores se animaron mutuamente”, contó Hoeness y enseguida agregó: “El segundo tiempo fue excelente.”

Felicitaciones al equipo

El director deportivo bávaro no paró de alabar al equipo. “Este equipo no deja nunca de jugar al fútbol. A pesar de ir perdiendo, nunca se rinde. Siempre está concentrado. Lo que más me gusta es que este equipo siempre quiere marcar un gol, hasta el último minuto busca marcar un gol”, alabó Hoeness, quien también destacó la labor de aquellos jugadores que no siempre juegan desde el inicio. “Hoy quedó demostrado que el equipo no sólo depende de tres o cuatro jugadores”, dijo el directivo bávaro.

Tras la buena actuación en Frankfurt, ahora el Bayern enfrenta con confianza la final de la Copa DFB en Berlín y las últimas cinco jornadas de la Bundesliga. “Para nosotros ya no es importante lo que hagan los demás equipos. Dependemos de nosotros mismos”, dijo para finalizar Hitzfeld. Y es cierto, el conjunto bávaro está a sólo dos triunfos de lograr su 21er título en la Bundesliga.