presentada por
Menú
Final de la Copa DFB

El Bayern está listo para alzar la copa

Llegó la hora de la verdad para el Bayern de Múnich. Todo está preparado para la primera final del año. Seis días después de la goleada en la Bundesliga, el conjunto bávaro se verá nuevamente las caras con el Borussia Dortmund. Este sábado, ambos equipos disputarán la final de la Copa DFB alemana, en el estadio olímpico de Berlín. Tomando en cuenta los últimos resultados en la Bundesliga, sin duda el gran favorito es el Bayern.

“Como siempre, el Bayern es el favorito. Queremos ganar la final a toda costa”, dijo Ottmar Hitzfeld, quien espera levantar por tercera vez la copa. El técnico bávaro reconoció que la final del sábado será muy especial, ya que el rival es su ex club Borussia Dortmund. “Para mí es una final de ensueño“, dijo Hitzfeld y enseguida agregó: “No hay tiempo para sentimentalismo. Quiero ganarle al Dortmund.”

El Dortmund aproblemado

Tras la goleada del domingo pasado 5:0, precisamente sobre el Dortmund, y el triunfo del miércoles 3:1 en Frankfurt, el Bayern llega a disputar su 16ta final de Copa DFB con la confianza a tope. Por su parte, el Dortmund llega a su cuarta final de Copa DFB muy aproblemado. Tras la goleada sufrida en Múnich, el conjunto aurinegro también perdió a mitad de semana en casa 1:3 contra el Hannover.

Pese al gran favoritismo, en el Bayern saben que no pueden cometer el error de confiarse. “Tenemos que sacar de nuestras cabezas el 5:0 del domingo pasado. No podemos pensar que será tan fácil“, afirmó Uli Hoeness y enseguida agregó: “Será un partido totalmente diferente. Si nos confiamos, será muy complicado. Pero si jugamos concentrados, pienso que tenemos buenas posibilidades de ganar la copa.”

Dos partidos diferentes

Oliver Kahn también advirtió antes del trascendental duelo. En su último partido de Copa DFB, el portero bávaro quiere alzar el trofeo a toda costa. Si lo consigue, será la sexta vez que gana la Copa DFB alemana. Más veces que cualquier otro jugador. Por eso, Kahn advirtió a sus compañeros y les exigió “máxima concentración” para el duelo del sábado.

“En una final no vale todo lo que pueda haber pasado antes. Por ningún motivo, podemos pensar que será un partido fácil. En una final puede pasar cualquier cosa”, sostuvo Kahn y luego añadió: “Estoy seguro de que el Dortmund no jugará como lo hizo hace una semana en Múnich. Ellos no tienen nada que perder y mucho que ganar. Por eso tenemos que estar atentos y entregarnos al máximo en la cancha.” Por su parte, Bastian Schweinsteiger dijo: “El Dortmund querrá limpiar su imagen y demostrar que sabe jugar bien al fútbol. Sin duda, disputarán los balones divididos con mucha más agresividad.”

Algunas dudas

Lo mismo opina Hitzfeld. El técnico bávaro dijo que el 5:0 del domingo pasado lo único que hizo es enojar más al rival. “Pienso que el sábado el Dortmund jugará con más agresividad”, afirmó el DT. No obstante, Hitzfeld está tranquilo antes del trascendental partido. “Si mantenemos los pies sobre la tierra y jugamos concentrados, tenemos buenas posibilidades de ser campeones”, dijo el entrenador.

Antes del inicio del partido, Hitzfeld espera recibir buenas noticias por parte del cuerpo médico bávaro. Pese a que igual viajaron a Berlín, los golpeados Miroslav Klose, Mark van Bommel, Marcell Jansen y Willy Sagnol siguen en duda. El único que con toda seguridad se perderá el partido es Hamit Altintop, quien ya empezó la rehabilitación tras sufrir una fractura en el metatarsiano. Sin importar quiénes ingresen jugando el sábado, el Bayern lo único que tiene en mente es traer la Copa DFB a Múnich. “El sábado tenemos que ganar. No me importa si lo hacemos con un 1:0, lo único que quiero es ganar“, concluyó Hoeness.