presentada por
Menú
Gran triunfo sobre el Bochum

El Bayern jugó como un verdadero campeón

Uli Hoeness no pudo contener su felicidad, cuando vio cómo Christian Lell marcaba su primer gol en la Bundesliga y a su vez abrochaba la victoria 3:1 contra el Bochum, en el minuto 88. El director deportivo del Bayern saltó del banquillo y se abrazó con Ottmar Hitzfeld durante un buen rato. En ese momento, a Hoeness le quedó claro que el triunfo era un enorme paso hacia el 21er título del Bayern en la Bundesliga.

Sin embargo, más tarde el director deportivo bávaro optó por la mesura. "Aún no somos campeones", dijo al ser consultado si es que el campeonato ya estaba decidido, tomando en cuenta los nueve puntos de ventaja que tiene el Bayern. Una y otra vez, Hoeness repitió que hasta que no esté definido matemáticamente, no se sentirán campeones. "Es cierto que la ventaja es amplia, pero no por eso nos vamos a relajar ahora", comentó también Oliver Kahn.

Nueve puntos de ventaja es suficiente

Después de la 27ma jornada de la Bundesliga, queda la sensación de que no sólo los nueve puntos de ventaja que tiene el Bayern podrían ser decisivos al final, sino sobre todo la forma en cómo el conjunto bávaro gana los partidos. Además, la estadística indica que nunca en la historia de la Bundesliga, un equipo ha desperdiciado una ventaja de nueve puntos a falta de siete jornadas para el final.

Y lo mostrado el domingo por el equipo fue realmente digno de un campeón. Pese a ir perdiendo tras el tempranero gol de Mimoun Azaouagh (4.), y quedar con un hombre menos luego de la expulsión de Mark van Bommel, el Bayern sacó fuerzas de flaqueza y dio vuelta el marcador con goles de Lucio (31.), Franck Ribéry (74./penalti) y Christian Lell (88.).

El apoyo del público fue fundamental

"La actuación del equipo ha sido espectacular", alabó Kahn a sus compañeros y enseguida agregó: "El equipo demostró lo que tiene que demostrar un equipo que quiere ser campeón. ¡Lucha, esfuerzo y garra! Con un hombre menos incluso jugamos mejor." Por su parte, Hitzfeld también se mostró satisfecho con el rendimiento de sus pupilos. "Estoy muy feliz con la reacción que mostró el equipo", dijo el técnico bávaro.

Un gran aporte fue también el apoyo mostrado por el público, quienes no cesaron de alentar al equipo, cuando éste se quedó con un jugador menos, y prácticamente lo llevaron en volandas hacia el triunfo. "El público estuvo sensacional. Alentó sin parar y empujó al equipo hacia adelante", dijo Hitzfeld y luego añadió: "Este fue uno de los mejores partidos que hemos visto esta temporada. Hubo mucha emoción, polémica y también goles."

Ahora que pase el Getafe

"Este partido lo ganamos con mucha garra. Le demostramos a todo el mundo que realmente queremos ser campeones", dijo Martín Demichelis. El jugador argentino hizo un gran partido y junto a Lucio cumplieron en la labor defensiva del equipo. "En este partido quedó demostrado que el equipo no sólo juega bien al fútbol, sino también posee una enorme capacidad mental", sostuvo Kahn. "Lo más importante de este triunfo es que el equipo demostró que tiene actitud", agregó Hoeness.

De cara al trascendental partido de este jueves, contra el Getafe en la Copa UEFA, sin duda el triunfo sobre el Bochum es positivo para el Bayern. En España, el conjunto bávaro intentará lograr el pase a semifinales del certamen europeo. Para ello será necesario nuevamente una actuación como la del domingo. "Fuimos capaces de dar vuelta un marcador adverso y ahora viajamos con mucha confianza a España. Queremos ganar en Getafe", se mostró optimista Lell.