presentada por
Menú
Tras la expulsión

El Bayern le da todo su apoyo a Van Bommel

Es cierto que la imagen de Mark van Bommel no es la mejor. "Yo sé que tengo mala fama. Pero eso es porque siempre juego al límite", reconoce el mediocampista holandés. Y precisamente esa forma de jugar, lo hace tan importante para el Bayern. Gracias a su fuerza física y rudeza, el holandés muchas veces es capaz de despertar y empujar al equipo, en diferentes situaciones de los partidos. Debido a la posición que ocupa en el campo, muchas veces debe recurrir a la falta. Pero eso no significa que sea un jugador mal intencionado. Al contrario. En la primera vuelta de esta temporada, Van Bommel sólo recibió dos tarjetas amarillas.

Sin embargo, en la segunda vuelta las cosas han cambiado. Contra el Bochum, el ex jugador del Barcelona fue expulsado por segunda vez en muy poco tiempo. Fueron las dos primeras expulsiones sufridas en un año y medio de Bundesliga. Mientras Van Bommel reconoce que la tarjeta roja recibida hace seis semanas contra el Hamburgo fue justa, esta vez el holandés reclama inocencia.

Hitzfeld: 'El arbitraje fue malo'

"En mi opinión las dos tarjetas amarillas no fueron justas. Es más, la segunda tarjeta ni siquiera me pareció falta", reclamó Van Bommel, quien fue expulsado por el árbitro Michael Weiner, cuando apenas se cumplían 27 minutos de juego contra el Bochum.

Uli Hoeness también se mostró en desacuerdo con el juez del encuentro. "En ninguna de las dos infracciones era necesario mostrar tarjeta amarilla", afirmó el director deportivo bávaro. Por su parte, Ottmar Hitzfeld dijo: "El arbitraje fue malo. Hubo momentos en los que pensé que estábamos en un partido de mujeres."

Kahn: 'Ojalá que Mark no cambie nunca'

Pese a la rabia que siente por haber sido expulsado, Van Bommel entiende la decisión del árbitro. "Los árbitros también son humanos y pueden equivocarse", dijo el holandés y luego agregó: "Pero yo no puedo cambiar mi forma de jugar."

Oliver Kahn salió en defensa de su compañero y aseguró que no es necesario que cambie su forma de jugar. "Ojalá que Mark no cambie nunca. El equipo necesita a un jugador como él, que de vez en cuando marca presencia en la cancha. Las faltas que comete no son mal intencionadas. Sólo tiene que tener un poco más de cuidado ahora", sostuvo el capitán del Bayern.